Español
Gamereactor
críticas de cine
The Out-Laws

Unos suegros de armas tomar (Netflix)

El pobre de Marcus ha tenido que fumarse esta chorrada sin inspiración ni humor de ningún tipo en lo que está a punto de convertirse en una de las peores películas del año.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

¿Están acabadas las películas de comedia? A ver, es normal que uno pueda llegar a preguntárselo, porque desde luego que el humor inteligente e ingenioso brilla por su ausencia. Los guiones que no arriesgan y despojados de cualquier rastro de originalidad o sutileza se han convertido en la nueva norma. Y no iba a ser distinto con la última producción de Adam Sandler para Netflix, en la que se ha preocupado poco o nada por hacer algo distinto a lo que se viene haciendo últimamente.

Unos suegros de armas tomar (The Out-Laws en el inglés original) es la definición perfecta de un déjà vu, una historia sin personalidad con unos actores que intentan sacar lo mejor de una mala situación. La película muestra a la joven pareja compuesta por Owen y Parker mientras se preparan para el día más importante de sus vidas: su boda. Evidentemente, nada sale según lo previsto y empiezan a surgir complicaciones cuando los suegros del novio, a quienes nunca antes había visto, deciden asistir a la ceremonia.

La cosa se pone aún más fea cuando el banco para el que trabaja Owen es atracado por una famosa banda, lo que le lleva a sospechar de los padres de su prometida (interpretados por Pierce Brosnan y Ellen Barkin). ¿Serán los responsables detrás del atraco? Esto es lo más emocionante de la película; a partir de aquí, va cuesta abajo y sin frenos. Además, estas dos tramas nunca funcionan, la interacción entre ambas es nula y todo ello da como resultado una película completamente incoherente.

The Out-Laws
Publicidad:

En general, la sensación es la de estar frente a dos guiones a medio terminar obligados a fusionarse en uno solo. Y es una pena, porque realmente es posible conseguirlo. Si no, mira Mickey ojos azules, el clásico de Hugh Grant, una película que hace un excelente trabajo entrelazando dos géneros con un guion muy similar. La cosa es, ¿podíamos esperar más de una película escrita por Ben Zazove y Eva Turner? Creo que no.

Se nota que hay un momento de la película en el que los cineastas se dan cuenta del desastre y, en su desesperación por solucionarlo, empiezan a meter en el diálogo tantas barbaridades como les fue posible. El problema es que esto no ayuda en nada: un humor malísimo y forzado, con unos chistes difíciles de pillar. Es como si los guionistas se hubieran limitado a meter tonterías a diestro y siniestro sin tan siquiera esperar que algo acabara cuajando.

Ni el talento de Brosnan ha sido capaz de salvar Unos suegros de armas tomar. No hay por donde coger esta infumable creación de Tyler Spindel. Es una porquería aburrida, insulsa, sin alma y que supone otro paso más hacia la muerte cinematográfica del director, cuya carrera ya cuenta con más de una decepción. De verdad, haceos un favor y no veáis Unos suegros de armas tomar. Probablemente, os resulte mucho más enriquecedor quedaros mirando a la pared que viendo esta porquería absoluta de película. Porque eso es lo que es: una porquería.

02 Gamereactor España
2 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Unos suegros de armas tomar (Netflix)

Unos suegros de armas tomar (Netflix)

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Marcus Persson

El pobre de Marcus ha tenido que fumarse esta chorrada sin inspiración ni humor de ningún tipo en lo que está a punto de convertirse en una de las peores películas del año.



Cargando más contenido