Español
Gamereactor
críticas de cine
The Marvels

The Marvels

La última película del Universo Cinematográfico Marvel de 2023 ya está aquí, pero ¿es el punto de inflexión que Marvel tanto necesita?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El Universo Cinematográfico Marvel atraviesa su primera crisis real que, para ser sinceros, siempre estuvo acechando en el horizonte. El hecho de que haya sucedido mucho más rápido de lo esperado debido a que Marvel, y quizás especialmente Disney, han potenciado la producción de contenidos a través de series en Disney+ es irrelevante. No se puede arrojar a los cines una y otra vez historias de superhéroes coherentes y conectadas narrativamente sin que acabe apareciendo la fatiga mental.

El descenso de las ventas en los cines, las críticas mediocres de un público antaño mucho más entusiasta y una afición global cada vez más apática. ¿Qué hacer al respecto? Esa es la cuestión, una cuestión que Marvel parece abordar explorando diferentes soluciones, montajes alternativos e incluso reorganizando el plan maestro.

Pero esta idea no se hace evidente en The Marvels, una película que llega en un mal momento, ya que se ha visto acosada por costosas repeticiones de rodaje, un presupuesto de casi 250 millones de dólares (según algunos) y un director que, al parecer, cambió de proyecto a falta de meses para el final de la posproducción. Todo un poco desafortunado.

Entonces, ¿afecta esto a The Marvels, que técnicamente es una especie de Capitana Marvel 2, pero que también sirve como película de equipo para Ms. Marvel, Monica Rambeau (a la que vimos también en Bruja Escarlata y Visión) y la superheroína encarnada en Brie Larson?

Publicidad:
HQ

La respuesta más corta es que sí, afecta. The Marvels es quizá la película más confusa e inconexa del UCM hasta la fecha, y no funciona ni como continuación de las respectivas historias de las tres superheroínas, ni como un capítulo del UCM (aparte de la mejor escena post-créditos de la historia) ni como una pseudocomedia de acción cósmica independiente.

Carol Danvers sale de su solitaria posición de guardiana espacial al encontrarse en la curiosa situación de cambiar físicamente de posición con Monica Rambeau y Kamala Khan / Miss Marvel cada vez que usa sus poderes basados en la luz. Esto se debe a que los Kree vuelven a hacer de las suyas, esta vez liderados por el Supremor Dar-Benn, que desbloquea una especie de agujeros de gusano que desestabiliza toda la galaxia. Así es como se forma The Marvels, y en su relativamente corta duración de una hora y 45 minutos, hay espacio para un montón de bromas forzadas, acción desigual y secuencias extrañas que se sienten más artificiales que orgánicas.

The Marvels es una película apresurada. No es que sea definitivamente malo que una gran película dure menos de dos horas, pero necesita estar diseñada para ello, en lugar de cortada o troceada. Las relaciones no logran desarrollarse de forma natural, la película es un poco demasiado ligera en acción envolvente que parecen pausas incómodas entre las restantes partes, y lnunca logra realmente funcionar como un regreso para el personaje de Capitana Marvel en particular.

Publicidad:

Es una pena, porque The Marvels tiene algunas ideas bastante buenas. Los tres personajes principales cambian de lugar para dar lugar a algunos momentos cómicos aquí y allá, la familia de Kamala Khan, que tiene una sorprendente cantidad de tiempo en pantalla, cumple cada vez que aparece, y hay pequeñas secuencias inventivas que, si nada más, tratan de empujar la fórmula habitual de superhéroes en una dirección diferente a la habitual. Pero sencillamente no es suficiente, y por cada intercambio efectivo, hay demasiadas cosas que se quedan sin decir, poco desarrolladas o inapropiadamente tensas.

Quizá lo más crítico sea que ninguno de los tres personajes principales cuenta con una base sólida sobre la que trabajar. Larson es sorprendentemente discreta y poco inventiva a veces, y no parece particularmente implicada en el papel, incluso cuando la escena fluye y es el momento de dar un golpe emocional. Es una actriz excelente, pero aquí está fuera de juego. Incluso la maravillosa Iman Vellani es tan encantadora como siempre en el papel de Ms. Marvel, pero poco a poco se va reduciendo a una parodia de sí misma a medida que se hace cada vez más evidente que los guionistas la han atrapado en el papel de fangirl desesperada. Rambeau tiene algunos de los mejores momentos, pero la corta duración y el limitado espacio escénico para desarrollar sus complejas motivaciones y su historia de fondo hacen que todo resulte plano.

La villana Dar-Benn, interpretada por Zawe Ashton, es de lo peor. Es una especie de Ronan el Acusador sin gracia de Guardianes de la Galaxia, y aunque el objetivo del odioso asedio al resto de la galaxia es comprensible, no pasa de ser un matón de una frase.

Si a eso le unimos una música olvidable, una animación CGI irregular y un tono totalmente confuso que oscila entre extremos que no parecen servir a ninguna identidad real o concreta, tenemos un producto extrañamente anónimo que no saca precisamente a Marvel del fango en el que se encuentra actualmente. Tras ver la luz con Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos, estaba convencido de que después de Endgame podría existir un Universo Marvel exitoso y creativo, pero The Marvels es otra muestra más de que la actual crisis económica y creativa es, como se suele decir, "una bestia de su propia cosecha".

The Marvels
The Marvels
05 Gamereactor España
5 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido