Español
Gamereactor
avances
Tank! Tank! Tank!

Tank! Tank! Tank! - impresiones

Con acción y locura llega el juego más 'friki' conocido hasta la fecha para Wii U. Echamos unas batallas de tanques y conocemos sus posibilidades con un personaje muy especial...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Estamos en un lujoso hotel de Milán. Entramos en una pequeña y exclusiva sala. Sentado en la primera fila está Katsuhiro Harada, el padre de la serie de lucha Tekken. Pero hay alguien más, otro nipón que, al menos durante cinco minutos, se las arregló para robarle el protagonismo. Su nombre es Tank Boy.

Cuando vi el traje rojo ajustado, el casco de piloto y la bomba en la cabeza, al principio pensé que se trataba de un 'cosplayer', o al menos un cualquiera disfrazado. En realidad, se trataba nada menos que del productor de Tank! Tank! Tank!, un nuevo título de Namco Bandai exclusivo para Wii U.

La presentación del juego duró tal vez dos minutos. El resto fueron chistes y 'coñas' como una camiseta de "I Love Milan" que nos mostró con orgullo y cierta simpatía por la derrota de Italia en la Eurocopa... "¡No os fiéis de él! ¡En España dirá lo contrario!", lo interrumpió Harada, provocando las risas de los periodistas presentes en el evento. En efecto, en España fue "I Love Madrid" y una bandera roja y amarilla.

Tank! Tank! Tank!
Pocas veces verás a Kunito Kumori, productor de Tank! Tank! Tank!, sin las gafas. Pero siempre será así de expresivo.
Publicidad:
Tank! Tank! Tank!Tank! Tank! Tank!

Pero si bien la presentación consistió en un par de diapositivas a las que nadie prestó demasiada atención, había algo que invitaba a probar el juego. Así, en cuanto tuve oportunidad, cogí uno de los mandos-tableta Wii U GamePad que había disponibles y me puse a jugar a Tank! Tank! Tank! contra el propio Tank Boy.

El juego, según admite el propio Kumori-san, es muy sencillo y de carácter casual. Hay poco más que añadir: es técnicamente un shooter en tercera persona, orientado al multijugador, que tiene lugar en escenarios urbanos cerrados y donde hay que aprovechar los power-ups que van cayendo en el campo de batalla. En la práctica, podría definirse como el hijo rarete de World of Tanks y Mario Kart.

HQ
Publicidad:

Cada jugador lleva un tanque y, claro está, el objetivo es eliminar los tanques de los demás, procurando no caer demasiadas veces. El que termina el juego con más bajas y menos muertes, gana.

Cuando comienza el juego, cuatro jugadores (tres en la tele, dividida verticalmente, y uno en la tableta de Wii U) se colocan en las esquinas de la arena. El movimiento es rápido y pronto se genera todo un caos en el que llueven balas, rayos y proyectiles de todo tipo y por todos lados.

De vez en cuando (por ejemplo cuando derribas un tanque) caen en el campo de batalla algunos objetos equipables. Sus efectos suelen ser desternillantes, como el resto del estilo del juego. Llegamos a convertir a nuestro tanque en una especie de pistola de agua o en un cañón de rayos súper-poderoso. Luego atacamos con una ametralladora con una potencia de fuego devastadora, o con una especie de lanzallamas capaz de freír a varios enemigos al mismo tiempo. Sugerido sobre el parecido con Mario Kart, Kumori no tardó en responder: "¡eso es, es como Mario Kart!" En mi opinión, el estudio no pudo encontrar una mejor fuente de inspiración para esta locura para cuatro jugadores.

Tank! Tank! Tank!

¿Eso es todo? Pues casi. Este simple concepto nació en las máquinas recreativas japonesas, donde Tank! Tank! Tank! ha obtenido un éxito discreto. Por lo tanto, es curioso que se lleve en exclusiva a la nueva consola de Nintendo, Wii U. Sinceramente, no entendemos las razones de la exclusividad de este 'port' como juego de lanzamiento para la consola, a final de año.

Y es que tampoco explota especialmente las posibilidades del mando-tableta de Wii U. Uno de los jugadores utiliza el GamePad como pantalla personal, mientras que la cámara incluida sirve para tomar fotos de todos los participantes, de modo que sus caras aparecen en pantalla durante la partida (decoradas al estilo más 'friki', por supuesto) para identificar cada tanque.

Tank! Tank! Tank!

Sin embargo, a pesar de las evidentes limitaciones y de tratarse de un concepto muy simple, Tank! Tank! Tank! es un juego muy divertido, de eso no hay duda. Al ser un título de lanzamiento, no queda claro por el momento si sabrá calar en los corazones de los primeros compradores de Wii U, sobre todo teniendo en cuenta que algunos conceptos similares aparecerán en Nitnendo Land. Si Namco Bandai lo lanza al precio más ajustado, podría convertirse en una excusa para pasar las tardes navideñas en compañía. Por el momento, mantendremos un optimismo más bien tímido.

Contenido relacionado

Tank! Tank! Tank!Score

Tank! Tank! Tank!

ANÁLISIS. Autor: Thomas Blichfeldt

Tiene tanques, robots gigantes... y también parece que estás jugando a una recreativa de los años 90.

Tank! Tank! Tank! - impresiones

Tank! Tank! Tank! - impresiones

AVANCE. Autor: Lorenzo Mosna

Con acción y locura llega el juego más 'friki' conocido hasta la fecha para Wii U. Echamos unas batallas de tanques con alguien especial...



Cargando más contenido