Español
Gamereactor
análisis
Tank! Tank! Tank!

Tank! Tank! Tank!

Tank! Tank! Tank! es uno de los títulos para un videojuego más directos ingeniados en los últimos años. Tiene tanques, robots gigantes... y también parece que estás jugando a una recreativa de los años 90.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Si has tenido la suerte (el honor) de haber pisado alguna vez en tu vida unos buenos salones recreativos donde cabinas multijugador como Daytona USA, House of the Dead y Jurassic Park luchaban por captar tu atención (y tus monedas de veinte duros), entonces ya sabes de dónde viene la idea de Tank! Tank! Tank!.

La pantalla de bienvenida 'bombástica', repleta de explosiones, monstruos y tanques, prácticamente te está rogando que eches una moneda en una ranura inexistente. La ausencia de una historia introductoria, o siquiera una explicación razonable sobre el origen de estos robots altísimos y hostiles, pretende que te pongas a jugar en un periquete.

Tank! Tank! Tank!

Si decides guerrear por tu cuenta, te dan la bienvenida unas instrucciones rápidas y extremadamente escuetas. Personajes completamente indiferentes con diseño anime y animaciones de tres frames pronuncian frases nada inspiradas. Todo parece una especie de esfuerzo con sangre de horchata por provocar algún tipo de motivación previa a la batalla. Obviamente, fracasan.

Publicidad:

Por suerte, las misiones en sí son mucho más entretenidas. Un gran número de animales e insectos se han pasado a dar una vuelta por la fábrica de robots de la zona y sirven de modelos para unas versiones gigantescas y mecanizadas equipadas con láseres y misiles. En otras palabras, objetivos ideales para tus cañonazos. Los controles son extremadamente sencillos, así que solo debes preocuparte de conducir tu tanqueta y apretar el gatillo, pues el juego controla tu puntería.

Tank! Tank! Tank!

Cada misión viene con un límite de tiempo, y te van dando cada vez menos margen para completar cada una según avanza el juego (a fin de cuentas, así es como se hacía negocio en los recreativos). Mejor será que te acostumbres al ritmo frenético en un periquete.

Para los que son rápidos y eficientes hay recompensas en forma de mejoras para el vehículo elegido, así como nuevos tanques para el garaje. Aunque parece demasiado simple, el sistema esconde algo más de lo que se ve a primera vista.

Publicidad:

Como cabría esperar, las mejoras aportan incrementos de resistencia, mayor velocidad y unas armas más poderosas; un proceso que funciona perfectamente una vez has decidido en qué tanque te vas a centrar. Los tanques nuevos se liberan cuando has ganado suficientes medallas, pero solo una por misión y vehículo. Esto quiere decir que tendrás que repetir las mismas misiones una y otra vez con diferentes tanques para sacar todos los vehículos extra y los niveles finales, algo que se convierte en un rollazo.

Tank! Tank! Tank!

Es bueno que puedas pedir ayuda a tus colegas en cualquier momento. Los modos cooperativos permiten que hasta tres amigos se unan a la batalla, y además puedes competir en Duelo a Muerte, Duelo a Muerte por Eruipos, Todos contra Todos y el innovador modo My Kong, que aprovecha las bondades del Wii U GamePad.

En My Kong, el jugador que lleva el GamePad asume el papel de un King Kong robótico cuyo objetivo es aplastar los tanques manejados por los otros jugadores desde su pequeña y privada pantalla. Los controles sencillos derivan en una experiencia apta para todos los públicos, lo que se convierte en un plus. Otro toque divertido es la posibilidad de tomar una foto de tu careto que luego puedes pegar a tu mono mecánico. Parece una tontería, pero es imposible aguantar la risa.

HQ

Pese a su naturaleza accesible y desternillante multijugador, Tank! Tank! Tank! es un juego que encaja mucho mejor dentro de los confines de un salón recreativo, donde se espera que los juegos brinden partidas rápidas e intensas y a nadie le importa la durabilidad. La caza de medallas acaba pareciendo algo que hayan añadido después para evitar que los jugadores se pasen el juego en una hora. Es algo forzado y pesado.

Si planeas batallar online con amigos y te partes con la idea de ver sus rostros pegados a sus tanques, entonces lo mejor de la experiencia Tank! Tank! Tank! te está esperando. Simplemente, no es razón suficiente como para tener muy en cuenta es te juego de tanques de lanzamiento.

Tank! Tank! Tank!
Tank! Tank! Tank!
Tank! Tank! Tank!
Tank! Tank! Tank!
Tank! Tank! Tank!
Tank! Tank! Tank!
05 Gamereactor España
5 / 10
+
Accesible, divertido multijugador.
-
Todo es demasiado simplón, la caza de medallas metida con calzador resulta forzado, horribles informes de misión.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Tank! Tank! Tank!Score

Tank! Tank! Tank!

ANÁLISIS. Autor: Thomas Blichfeldt

Tiene tanques, robots gigantes... y también parece que estás jugando a una recreativa de los años 90.

Tank! Tank! Tank! - impresiones

Tank! Tank! Tank! - impresiones

AVANCE. Autor: Lorenzo Mosna

Con acción y locura llega el juego más 'friki' conocido hasta la fecha para Wii U. Echamos unas batallas de tanques con alguien especial...



Cargando más contenido