Español
Gamereactor
análisis
Skyhill

Skyhill

Hemos puesto a dos analistas a revisar este roguelike tan particular gráficamente, y han llegado a conclusiones opuestas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Si tienes ganas de poner a prueba tus habilidades, y tu paciencia, este juego estilo roguelike llamado Skyhill es una buena opción, aunque también tiene una buena dosis de frustración.

Uno más creciendo en la lista de juegos en los que hay que montar una carnicería con zombis, así que para conseguir destacar entre todos ellos, los proyectos de este tipo deben ofrecer algo único. Partiendo de esta duda vamos a comprobar si Skyhill es otro de esos que te pasas y olvidas o logra alcanzar ese algo que te hace recordarlo.

La tercera Guerra Mundial está en marcha, pero a nuestro protagonista parece que no le está afectando demasiado. De hecho, nada más comenzar la partida él estátranquilamente en la suite de un hotel glamuroso que da nombre al videojuego. Su habitación dispone del sistema más avanzado de tecnología contra los peligros químicos, así que no hay nada que temer, aunque en la tele están alertando de que se está produciendo un ataque enemigo y las autoridades ordenan a toda la población permanecer en casa. De repente, a través del gran ventanal de la suite revienta una bomba atronadora que sacude la paz interior y abre la puerta al pánico. Detrás de la puerta, en el pasillo, comienzan a sonar gritos que poco tienen de humanos. Te quedan unos cuantos suministros, pero eso no va a durar para siempre, así que antes o después habrá que buscar un sitio mejor. La única forma de sobrevivir es abriendo esa puerta.

Publicidad:

Todo el título gira en torno a un concepto muy sencillo. Tu objetivo es salir de ese enorme hotel, eso sí, de la centésima planta de ese enorme hotel. Para alcanzar la libertad hay que ir descendiendo planta a planta, con dos habitaciones en cada una por explorar. Tienes la opción de abrir sus puertas en busca de materiales y comida, pero bajo tu propio riesgo porque detrás puede haber un mutante con ganas de cazar su próxima víctima.

Al principio pensé que esa naturaleza repetitiva iba a pasar factura muy pronto a la diversión, pero lo cierto es que nunca hemos llegado a aburrirnos a pesar de, no gracias, esta estructura. Como buen roguelike, cada vez que vuelves a empezar una partida los elementos del hotel han cambiado, se han recolocado, tratando de ofrecer una experiencia distinta y un poco de ánimo par que esta vez sí, la planta cero esté un poco más al alcance.

Por desgracia, el único momento en el que hemos encontrado algo de tedio en este título es justo cuando debía estar en su momento más intenso, en las batallas. Y es que son demasiado sencillas. Son combates por turnos en los que debes usar una única arma previamente seleccionada, y a partir de ahí es un toma y daca automatizado en el que tan solo puedes activar unos indicadores para ser un poco más eficiente. Este sistema de combate podría mejorar de muchas formas: más profundidad, más variedad o un algo innovador que te haga pensar que no estás perdiendo el tiempo. Tal es la cosa que cuando llevas un tiempo jugando se te pone mala cara cuando te sale un rival contra el que combatir y eso te lleva a dejar de explorar todo lo que quisieras, por ejemplo, en busca del último ingrediente de nuestra ensalada de frutas.

Skyhill
Publicidad:
SkyhillSkyhillSkyhill

A pesar de que Skyhill tiene esa estructura roguelike también tiene mucho en común con los títulos de supervivencia. Para salir adelante tienes que hacer una buena gestión de tus recursos y pensar cada movimiento. Al principio solo tienes una mochila vacía y cada acción consume energía, lo que te provoca hambre. En el momento que se vacíe ese medidor empieza a consumir la barra de vida. Así que echar a correr tampoco es una solución, más bien puede agravar el problema. De ahí la necesidad de buscar por todos lados y de recoger lo que haga falta, incluso un pequeño trozo de metal, porque puede ser muy útil en cualquier momento.

Hasta aquí parece que ya hemos dejado muy claro lo simple que es todo, pero que nadie piense que eso es equivalente a que sea fácil. Yo empecé mi partida en dificultad normal y en un par de intentos ya tuve que bajarlo a fácil porque era frustrante lo complicado que es sobrevivir. A medida que vas bajando plantas los enemigos son más duros y más fuertes. Tampoco es muy obvio, de hecho hasta el quinto intento no fui capaz de sacar una estrategia clara y efectiva. El juego te aprieta las clavijas, pero tampoco hasta el punto de quitarlo para siempre porque de vez en cuando te va dando pistas que te animan a pensar que puedes, que casi lo tienes. Esas cápsulas de esperanza van llegando a medida que se desbloquean nuevas opciones, habilidades y objetos, nivel a nivel del hotel, que te abren nuevas vías de actuación.

Ahora es cuando toca hablar de sus gráficos. Skyhill es fácilmente encuadrable dentro del género de terror en primera persona sobre escenarios poligonales. Pero no, sus creadores decidieron hacer un título 2D con un estilo visual muy propio, diría que único. Mandragora ha pasado de los típicos sustos y ha utilizado efectos muy sencillos como el contraste, la sobreimpresión de las sombras o la música de ambiente para crear una atmósfera tensa.

No puedo decir que su sencillez sea un problema, más bien al contrario, ha sido aplicada con mucho criterio y se agradece. Al final logra definir un concepto disfrutable y duradero, como inventándose una profundidad que no se le presupone. Además, por debajo de todas estas mecánicas que pueden ser disfrutadas en forma de arcade, hay una historia que se va contando a través de cintas de cassette, notas, fotos y diarios que invitan a explorar un poco más para poder conocer un poco más a este personaje y su mundo, para entender qué está pasando y cómo ha llegado a esa situación. Pero la respuesta no es única porque hay varios finales que dependen de la cantidad de notas que hayas recogido por el camino al nivel del suelo.

Cuando empezamos Skyhill no sabía muy bien qué íbamos a encontrarnos y qué esperar de él, pero una vez entrado en su dinámica te deja sorprendido y te empieza a pedir un intento más, y después otro. Así que, hilvanando con el principio, el juego sí consigue presentar algo distinto y original, o al menos convencerte de que hay que jugarlo. Skyhill no tiene miedo de ser diferente. No tiene un mundo abierto, ni cientos de misiones, ni cinemáticas espectaculares. Te reta con su sencillez y se mantiene fiel a sí mismo, para bien o para mal.

HQ

Segunda opinión, por Mika Sorvari:

Skyhill tiene potencial pero, sinceramente, no la utiliza ni pizca. Su estilo gráfico tiene un toque a cine negro pero se queda a medias y acaba pareciendo un trabajo amateur. Todas las habitaciones son igual de simples y de aburridas, con unos cuantos mutantes que tienen pinta de ser unos garabatos en una libreta y no parte de un proyecto serio. Incluso la música es monótona porque solo hay un par de piezas que se repiten sin parar alternándose.

Pero lo peor es que el juego pierde todo su atractivo en cuanto le echas un rato. La generación procedural de escenarios no ayuda nada porque al fin y al cabo las plantas son todas iguales, con sus dos habitaciones. Este juego le debe mucho a This War of Mine, pero no le llega ni a la suela de los zapatos en impacto y complejidad. El desarrollo de los personajes y de los combates es muy lento y avanzar se hace pesado muy rápido. Tampoco que haya una historia que te enganche y ni hablemos del doblaje de voz.

Simplemente no hay manera de recomendar Skyhill. Encima es un juego caro para lo que hay en Steam, me dolería haber pagado por tanto por esto. De hecho, si hubiera sido un juego para iPad o para navegador hubiera merecido la pena echarle un rato, pero en PC no hay que perder ni un minuto con él.

Nota 3/10

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Gráficos bonitos, una historia que te invita a seguir, simpleza refrescante, un gran reto.
-
Puede volverse un poco trivial, el combate suele ser aburrido.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

SkyhillScore

Skyhill

ANÁLISIS. Autor: Katrine Baumgardt

Hemos puesto a dos analistas a revisar este roguelike tan particular gráficamente, y han llegado a conclusiones opuestas.



Cargando más contenido