Español
Gamereactor
análisis
Shift 2: Unleashed

Shift 2: Unleashed

El experto en coches de GR se pone al volante de Shift 2: Unleashed para dar un par de vueltas. O 756, no hemos podido contarlas...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Siento algo de confusión unos minutos en el modo carrera de Shift 2: Unleashed. Me piden que compre mi primer coche, y puedo escoger entre Ford Focus, Golf GTD, Renault Megane, Seat Leon, Honda Civic, y Audi A3... coches para ir al supermercado.

Muy lejos de lo que esperaba de un juego que promete que se olvidará de los coches aburridos y mundanos que plagan otros títulos como Gran Turismo. ¿Hay alguna diferencia entre conducir un Ford Focus en Suzuka o un Polo? ¿Es una cuestión que me esperaba plantear en Shift 2? No, de ninguna manera. Y no después de lo que me contaron cuando visité el estudio el año pasado.

Pero ya conozco esto. Lo he hecho en muchas ocasiones antes. Cojo el Renault y voy pasando las curvas de Monza, mientras me empeño en pasar lo más rápido posible por el sistema de progresión.

Shift 2: Unleashed
Publicidad:

Shift 2: Unleashed no es una gran actualización desde su antecesor. En ocasiones parece que estoy jugando el original, pero ahora con una extraña voz de narrador para darme compañía. Slighty Mad Studios se ha inspirado en los juegos estilo arcade de Codemasters y, junto al campeón de Formula D Vaughn Gittin Jr, me sueltan entre unos menús inexplicablemente abarrotados.

Dentro del propio juego, las competiciones rápidas están entremezcladas con escenas intermedias con los humos subidos, así que tendrás que tragarte un buen puñado de gestos pandilleros. Es algo cursi, hortera y metido con calzador en un juego que es, en su esencia, un simulador. Imagino que la idea es atraer a nuevos jugadores, pero en lo que deriva es en un mensaje contradictorio, y en un fracaso a la hora de reflejar de qué va Shift 2.

La modalidad de carrera está estructurada de forma muy similar al original, o lo que es lo mismo, parecido a Forza Motorsport 3. Existen diferentes clases a completar y puntos que ganar en cada carrera, que se suman para incrementar el total tras cada torneo o copa. Con los suficientes pasarás al siguiente nivel, donde esperan pilotos más complicados con mejores bólidos. Los menús de este modo están sobrecargados, la cantidad de información en cada pantalla conforma un desastre hasta arriba de elementos.

Shift 2: Unleashed
Publicidad:

Lo bueno es que la conducción en sí es genial. Con el coche sobre el asfalto y la versión PC en la configuración de calidad máxima, consigo 98 frames por segundo y puedo ajustar muy bien mi Logitech G27. La sensación es buena, pero no perfecta. Por mucho que pruebe, encuentro las carreras más fáciles con el mando que con el volante. Justo lo contrario que encontré en Forza Motorsport 3 y Gran Turismo 5. Las físicas de neumáticos aún están algo flojas y los frenos no están a la altura. La sensación de velocidad se ha recortado un poco respecto al predecesor. Aún tengo la misma sensación de que el centro de gravedad queda demasiado alto, justo como me pasó entonces, como si algunos coches levitaran sobre el asfalto.

Mientras que títulos como Forza Motorsport 3 y Gran Turismo 5 procuran simular cómo se comporta un coche sobre ese terreno matemáticamente, Shift 2: Unleashed sigue un camino distinto. En esos juegos obtienes una experiencia suave, pero sin la escandalosa y temblorosa experiencia que supone la conducción real. Shift 2: Unleashed coge la pizarra y la tira por la ventana.

Tus neumáticos chirrían y se deslizan a través de la superficie mientras el polvo salpica contra tus lunas. La pantalla vibra, la imagen se enfoca y desenfoca. Es una sensación refrescante, chula y emocionante. La experiencia desde la cabina es caóticamente frenética y te pone las pilas.

Para conseguir esto, Slighty Mad Studios ha realizado algunos ajustes a las físicas para generar un realismo distorsionado (o "simulación de inmersión, como lo llama el estudio). Tu buga se agita y ruge, y a cada momento ves cómo se salpica el parabrisas.

La "Simulación de Inmersión" tenía un importante papel en el primer juego. En Shift 2: Unleashed, las prioridades son algo diferentes. Como decíamos, los coches se han estabilizado de alguna forma y la sensación de velocidad se ha reducido. Si lo sumas a que hay más ruido y sacudidas al volante la experiencia puede terminar siendo un poco descentrada, como si te atascaras entre el comportamiento de tu coche y las travesuras salvajes de la cámara de cabina. Se aleja de la simulación y se acerca en ocasiones a la irritación.

Shift 2: Unleashed

La mayor incorporación es la vista de cámara llamada Helmet Cam. Slighty Mad Studios aseguró que era toda una revolución, pues pretende simular la experiencia desde un casco de piloto. La cámara se ha montado entre los ojos de tu personaje virtual y, además de esa imagen movida y sacudida de la calzada, también ves partes del forro del casco.

Como enorme fan de las carreras creo que es una idea increíble, y no tengo ninguna duda de que la competencia la copiará. El problema es que no aporta nada a largo plazo y sólo funciona como una curiosidad durante unas vueltas. Si quieres registrar tus mejores tiempos, probablemente cogerás una vista exterior, pues la del casco dificulta pasar otros coches o tomar la línea correcta. Esto se debe al movimiento exagerado del casco cuando frenas, aceleras o tomas curvas.

Shift 2: Unleashed

Otra adición más sólida es la función Autolog que se ha integrado en Shift 2: Unleashed. Autolog fue lo mejor de Need for Speed: Hot Pursuit, y se podría decir que EA ha invertido mucho tiempo en incorporar aún más funciones al sistema, permitiendo compartir tiempos de vuelta, repeticiones, fotos o enseñar tus carros a los colegas. Todo es pan comido gracias a la disposición del sistema, así que ya estoy deseando ver lo que pueden registrar los mejores conductores en sus tiempos de vuelta.

Aunque el juego original se veía fantástico en su lanzamiento, la segunda parte no es tan impresionante cuando se pone al lado de otros juegos de coches recientes.

Sin embargo, debería destacarse que los circuitos están confeccionados con mucha belleza y genial iluminación, y que los coches tienen una producción soberbia. No obstante, me decepcionó descubrir que las versiones de consola se quedan en unos escuetos 30 frames por segundo. Me habría encantado que el estudio hubiera podido ajustar su motor de juego para dejarme correr con las suaves y fluidas 60 imágenes por segundo de Forza Motorsport 3 en consola.

Shift 2: Unleashed

El final es un buen juego de coches que ofrece una simulación distinta a la de tus Forza Motorsport 3 o Gran Turismo 5. Las carreras son intensas, en ocasiones caóticas, y los gráficos son impresionantes pese a sus largos tiempos de carga. El derrape y la nueva presentación basada en la narración están algo fuera de lugar, y las físicas no pueden competir con Forza. Shift 2: Unleashed es un juego de carreras de gran calidad... pero aún le faltan ciertas mejoras deseables.

Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
Shift 2: Unleashed
HQ
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Preciosos gráficos, cantidad de circuitos, intensidad, brillante función Autolog, multijugador sólido.
-
Físicas de coche aún sueltas, presentación recargada, todos los coches deben liberarse (incluso para carreras rápidas).
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Shift 2: UnleashedScore

Shift 2: Unleashed

ANÁLISIS. Autor: Petter Hegevall

El experto en coches de GR se pone al volante de Shift 2: Unleashed: "es un juego de carreras de gran calidad... pero aún le faltan ciertas mejoras deseables."



Cargando más contenido