Español
Gamereactor
análisis
Like a Dragon: Infinite Wealth

Like a Dragon: Infinite Wealth

Más minijuegos, más batallas, más drama y el regreso de los protagonistas de la saga. Ichiban y Kiryu nos dejan el mejor Yakuza (o Like a Dragon) de la historia.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

No hay una forma fácil de situar la serie Yakuza (o Like a Dragon, como se la conoce también ahora en Occidente) en el sentir de los jugadores. O la amas, o no quieres saber nada de ella. Todo eso cambió cuando el gran público se abrió a la serie en 2020, cuando en Ryu Ga Gotoku decidieron apostar por el RPG por turnos en Yakuza: Like a Dragon.

Like a Dragon: Infinite Wealth puso enseguida las cartas sobre la mesa de lo que esta aventura de Ichiban Kasuga supondría para la serie, aunque en realidad a nivel de historia llevan anticipándolo años en entregas anteriores. En Yakuza: Like a Dragon, Ichiban y Kazuma Kiryu establecieron contacto y, de algún modo, el Dragón de Dojima ya le encomendó al nuevo protagonista que tomara el peso del futuro sobre sus hombros. Tras los acontecimientos de este Yakuza 7, los fans tuvimos la oportunidad de experimentar el estilo hack and slash puro de las anteriores entregas de Yakuza, además de allanar el terreno para la historia del personaje, con Like a Dragon Gaiden: The Man Who Erased His Name. Todas las fichas están dispuestas sobre el tablero, y la partida comienza en Hawái.

Like a Dragon: Infinite WealthLike a Dragon: Infinite Wealth

Sin entrar en demasiados detalles, salvo los que ya ha adelantado el estudio en los tráilers, han pasado casi cuatro años desde el final de Yakuza: Like a Dragon. Por una serie de circunstancias en las que Kasuga y sus amigos se vuelven a ver en aprietos, Ichiban decide viajar a Honolulú para ir en busca de su madre biológica. Allí se encuentra con una conspiración en la que está envuelta ella misma, las grandes bandas criminales de Hawái y Kiryu Kazuma, en nombre de la Facción Daidoji. Haciendo equipo junto al Dragón de Dojima y unos nuevos aliados en la isla, Ichiban se irá convirtiendo en el héroe que todos poco a poco van viendo en él.

Publicidad:

Hasta ahí puedo leer de la premisa, pero sí que diré algo más. Las historias principales de cada entrega de la serie han sabido mantener un buen equilibrio entre la acción y el drama, e Infinite Wealth no es para menos. También el doble protagonismo de Ichiban y Kiryu está levado con maestría, primero juntos, y luego por separado. Además, Kasuga, aunque siga siendo ese loco idealista y confiable, también se ha vuelto más inteligente, mientras de Kiryu, luchando contra el reloj, ve como las fuerzas le van abandonando poco a poco y debe hallar el modo de mantenerse en pie para la que (parece) será su última batalla. Infinite Wealth supone la conclusión de muchas líneas argumentales abiertas desde Yakuza 0, y aunque con jugar Like a Dragon es suficiente para seguir bien la historia, el juego va a premiar especialmente a aquellos fans veteranos de la serie. Ya os advierto que las emociones estarán a flor de piel de principio a fin de la partida, así que es de agradecer que al menos nos emocionemos en un paraíso tropical.

Like a Dragon: Infinite WealthLike a Dragon: Infinite Wealth

Trasladar la historia de Like a Dragon fuera de las fronteras de Japón podría ser uno de los cambios más importantes de la franquicia, aunque en la práctica no se trata de una ruptura tan dramática como pueda parecer. Sí, las avenidas soleadas, coloridas y anchas de Honolulú no tienen demasiado en común con las grises callejuelas de Ijincho, Kamurocho o Sotembori, pero sus ciudadanos se comportan de forma similar, hay mucha presencia de japoneses por ellas (es su principal destino de vacaciones fuera del país) y, en general, todo sigue el mismo patrón en el mapamundi, que también es el más grande de la serie. Por eso ahora hay formas de moverse con agilidad como el Street Surfer, y se ha agilizado el proceso de coger taxis.

Aunque sí que se aprecia mejor el cambio de ambiente con algunos minijuegos, como el de la red social Aloha Links. No vas a poder dar dos pasos sin pulsar el botón para que Ichiban diga "¡Aloha!" a todo el que se cruce. Tener amistad con los ciudadanos tiene recompensa, así que sé buen chico y saluda.

Publicidad:
Like a Dragon: Infinite WealthLike a Dragon: Infinite Wealth

Pero no todo el mundo es simpático en el paraíso, y Hawái está bien surtido de matones, pandilleros, mafiosos y toda clase de enemigos a batir. Para eso no solo contaremos con Kiryu y la vieja banda de Yokohama, además se unen dos nuevos personajes, Tomizawa y Chiose. Tomi se encarga de realizar ataques a distancia, mientras que Chitose posee habilidades de cambio de stats y curación. Encontrar una buena profesión para cada uno implica ir probando combinaciones (tranquilos, Honolulú también tiene sus mazmorras de farmear experiencia).

El combate sigue el mismo patrón que el anterior título principal de la serie, aunque sí que el estudio parece haber tomado nota de lo incómodo que resultaba moverse con tantas peleas en eventos de mundo. Ahora verás menos grupos merodeando por las calles, aunque es cierto que siempre encontrarás alguno cerca de tesoros o atajos. Al acercarte a este enemigo o grupo de enemigos, entraremos en ese estado alterado de la realidad que ve Ichiban (y quién sabe, quizá sea algo contagioso). No voy a volver a describir el combate, pero sí que puedo confirmar que se ha actualizado la IA de los enemigos y se han retocado las habilidades y cómo funcionan en pantalla. Ahora hay más tipos de ataques combinados y de oportunidad, pero es que las habilidades de área (bien sean potenciadores o ataques) también dependerá mucho de dónde esté situado el personaje activo.

Like a Dragon: Infinite WealthLike a Dragon: Infinite Wealth

Sin embargo, de nuevo peca en ciertos aspectos de Yakuza: Like a Dragon que no han encontrado solución en Infinite Wealth. Las profesiones siguen pareciendo una forma de alargar la experiencia (para poder desbloquear habilidades heredadas) y sigo sin entender cómo funcionan las estadísticas de los enemigos con las armas, ya que en ocasiones son inconsistentes. Y sí, ya sé que las peleas con los jefes deben ser memorables, pero no a costa de convertir a un flacucho de mirada perdida en una verdadera esponja de golpes que puede atacar 4 veces seguidas y acabar con todo el grupo en un solo turno. Más allá de estas quejas (que son las mismas que tenía en Yakuza 7), creo que los pequeños retoques aquí y allá el combate vuelve a cumplir con la experiencia (ya veréis cómo son las palomas de Namba ahora).

El otro gran aspecto de Infinite Wealth es su contenido secundario. Los minijuegos vuelven a ser la salsa que da alegría al juego. Y hay más variedad que nunca, todos con un humor afilado y mordaz. Está el ya revelado Crazy Taxi de repartidor de app, el simulador de app de citas tipo Tinder (muy turbio) o las nuevas recreativas de Sega. Y quizá donde más haya evolucionado el concepto sea con los Sujimon. Ahora no bastará solo con observar y derrotar a los enemigos para añadirlos a la Sujidex. Tendremos que capturarlos de verdad para que se unan a nosotros y montar un equipo equilibrado con el que competir frente a otros "entrenadores" de Sujimon en combates a tres. Sí, ahora puedes tener una experiencia Pokémon en Like a Dragon. Si hasta hay Sujiparadas e incursiones como si de Pokémon Go se tratara. Una locura.

Like a Dragon: Infinite WealthLike a Dragon: Infinite Wealth

Pero es que los Sujimon no solo tienen su propia línea argumenta, es que son pieza clave también para el verdadero gran minijuego de Infinite Wealth, la isla Dondoko. El simulador de gestión de un complejo vacacional en una isla desierta ha resultado ser otro genial acierto del equipo de desarrollo. Ichiban tendrá que ayudar a convertir una isla usada como vertedero ilegal en un resort de 5 estrellas con el que ganar mucho dinero, que luego gastará con alegría en el juego principal. Ni que decir tiene que una vez lo pruebes no saldrás de él en varias horas, como me pasó a mí, y casi te olvidarás que estabas haciendo antes de talar árboles, capturar bichos, pescar o construir muebles y edificios para tus clientes. Y lo hará también con ayuda de los Sujimon. Creo que la isla Dondoko es el mejor minijuego de toda la serie, aunque generar dinero no sea tan ágil como en la inmobiliaria de Dulces Ichiban. El minijuego tiene un ciclo más largo para generar beneficios, lo que también alarga más los tiempos para conseguir ese dinero necesario para invertir en equipo.

De nuevo, esto es solo una porción de todo lo que Like a Dragon: Infinite Wealth nos ofrece. Ryu Ga Gotoku han sabido ampliar y hacer progresar no solo el sistema JRPG de la serie actual, sino su narrativa, desarrollo de personajes y contenido extra. Además de ser un más y mejor en casi todo, y de ofrecer una experiencia de juego que ningún otro puede igualar, puede presumir de ser un portento gráfico sin rival. Menos de 55GB de espacio en la unidad SSD de PS5 donde hemos jugado, y tiene un nivel de detalle en expresiones faciales, escenarios, iluminación y rendimiento que ya quisieran tantos triple A con mayor presupuesto en este juego multiplataforma. Supera en todos los apartados a Yakuza: Like a Dragon, y su conclusión plantea un horizonte brillante para la serie, que como bien mencionó Kiryu (también en el tráiler de historia): "Yo me encargaré de lidiar con el pasado de la Yakuza, pero te dejaré a ti, que tomes las riendas de su futuro, Ichiban".

Like a Dragon: Infinite WealthLike a Dragon: Infinite Wealth
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Una historia mucho más madura y dramática que su predecesor. Dondoko, los Sujimon. Un más y mejor. Corrige muchos de los 'peros' de Like a Dragon.
-
Un modo acelerado en las batallas habría sido muy bienvenido. Aún hay algunos errores de diseño que arrastra desde el primer juego.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Like a Dragon: Infinite WealthScore

Like a Dragon: Infinite Wealth

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

Más minijuegos, más batallas, más drama y el regreso de los protagonistas de la saga. Ichiban y Kiryu nos dejan el mejor Yakuza (o Like a Dragon) de la historia.



Cargando más contenido