Español
Gamereactor
análisis
Lightyear Frontier

Lightyear Frontier (acceso anticipado)

Frame Break por fin está listo para que construyas tu propio rinconcito tranquilo en el universo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

No fue exactamente Stardew Valley el que dio el pistoletazo de salida a lo que ahora todos llamamos el género de los "simuladores de granja", pero convengamos en que ahora hay mucha más energía detrás de esta estructura relativamente única que antes. Cuidar de una finca, plantar cultivos y ampliar poco a poco tu pequeño rincón protegido del mundo, mientras exploras tu entorno inmediato sin sentirte especialmente amenazado en el proceso, se ha convertido en un elemento básico del género, y con razón.

Lightyear Frontier da un giro ligeramente diferente a esta fórmula ya conocida, pero en muchos aspectos también es "solo" un simulador de granjas. Esto significa que ya sabes si el juego es para ti, y también es fácil resumir mi veredicto sobre el valor de entretenimiento del juego sin tener que sumergirme en los detalles; si te gustan los simuladores de granjas, Lightyear Frontier se sostiene en muchos aspectos, ¿y si no? Bueno, entonces es poco probable que encuentres aquí algo que te haga cambiar de opinión.

Por supuesto, no es suficiente por sí solo, así que vamos a acercarnos a lo que el desarrollador Frame Break pone a disposición como acceso anticipado la semana que viene, tras años de desarrollo. La Tierra está acabada, los recursos se agotan y, como respuesta, algunos recurren al programa Lightyear Frontier, que envía almas aventureras al espacio profundo en busca de pastos más verdes. Tú eres uno de estos viajeros, que aterrizas en un planeta exuberante, vibrante y pacífico por tu cuenta, y con la ayuda de un mecha (previamente desarrollado para el combate, pero rediseñado para actuar como una herramienta agrícola perfecta) debes construir tu propia casa de campo aislada, lejos de conflictos, civilización y ruido. Solo estás tú aquí, en el borde de nuestra galaxia - y hasta tres amigos si quieres jugar en cooperativo.

Publicidad:
Lightyear Frontier

Cuando digo pacífico, lo digo de verdad, porque Lightyear Frontier no tiene sistema de combate, y solo de vez en cuando hay algún peligro. De hecho, hay pocas mecánicas que amenacen con ralentizar tu progreso, y de eso se trata. Te subes a tu mecha, exploras este planeta de belleza moderada con un impresionante cielo sobre ti y te llevas a casa recursos que utilizas tanto para mantener tu granja como para ampliar tu propiedad. Eso es todo, al menos de momento.

Tu mecha responde fantásticamente al control, y manteniendo pulsado el botón L1 (he estado jugando en Steam Deck, donde el juego funciona a unos respetables 30FPS con la mayoría de detalles en medio o bajo) puedes acoplar distintos tipos de herramientas a los brazos del traje, que te permiten realizar tareas específicas. Hay una pistola sembradora que siembra semillas en tierra abonada, un rifle que riega los mismos cultivos y herramientas específicas para romper rocas o recoger madera. Todo está relativamente estandarizado, pero es indudablemente satisfactorio, y ni moverse en tu mecha para explorar ni recoger recursos resulta nunca demasiado monótono, aburrido o francamente poco atractivo. Incluso en Acceso Anticipado, Lightyear Frontier está bien optimizado y carece de los problemas iniciales que solemos encontrar en este tipo de lanzamientos.

Al principio se te presentan una serie de objetivos clave, como construir una tienda para dormir, recoger los escombros que aterrizan con tu mecha y, por último, plantar semillas y poner en marcha tu pequeña casa de campo, pero digamos que el juego en su forma actual no da prioridad a un marco lineal para tu experiencia. Se trata sobre todo de dominar las distintas herramientas, establecer una cadena de producción y ampliar tu base. Se te guiará a través de la planificación y la construcción, pero no debes venir a Lightyear Frontier esperando contar una historia coherente o trabajar hacia un objetivo unificado. La meta es el viaje. Claro que existe el misterio de explorar lo que parecen los restos de una civilización extinta, pero ese no es el objetivo como tal.

Publicidad:
Lightyear Frontier

Se trata de disfrutar, de encontrar tu propio camino y de pararte de vez en cuando a apreciar las vistas, disfrutando de la música tranquila y algo disociada mientras avanzas. Construir es tan fácil como siempre, y poco a poco irás construyendo un sistema bastante sólido, muy parecido al de Stardew Valley, plantando, cosechando, almacenando, refinando y utilizando recursos para construir nuevos edificios y darle a tu mecha algo de amor también.

¿Es todo un poco inútil? Tal vez, esa sería sin duda una posible crítica al juego en el momento de escribir estas líneas, y dado que no hay ningún tipo de mecánica de supervivencia (tú mismo no necesitas comida ni agua), experimentar este mundo alienígena con amigos podría ayudar a darle un poco de chispa al juego. Sin embargo, también podría darle la vuelta y decir que Lightyear Frontier es realmente uno de los juegos más relajantes a los que he jugado en años. ¿Afecta a tu motivación el hecho de que no haya nada que te empuje más allá de conseguir suficientes recursos para fabricar lo siguiente que necesites? Puede que sí, pero por ahora es bonito de ver, agradable de escuchar y está muy bien hecho. Seguiré el juego a través de su Early Access, y también disfrutaré ampliando mi pequeño rincón personal en la galaxia aquí y allá.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Muy bonito a la vista. Extremadamente relajante. Bien organizado. Mecánicas sólidas.
-
Quizás un poco sin rumbo. Sin duda, para algunos carecerá de profundidad. Música algo deslucida.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido