Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
críticas de cine

Lightyear - crítica de la película de Buzz

El bueno de Buzz se dirige hasta el infinito y más allá en su primera aventura en solitario.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

En 1995, el joven Andy cambia todas sus cosas de vaquero por naves espaciales cuando recibe como regalo de cumpleaños un auténtico muñeco de acción Buzz Lightyear. Todos conocemos la rivalidad entre el sheriff Woody y el astronauta idealista que no termina de creerse que es un muñeco de plástico, pero pocos conocen la verdadera historia que hay detrás del héroe espacial. O sí, al menos hasta ahora: El último estreno veraniego de Pixar aparece como la película favorita de Andy en 1995, con Lightyear actuando en una película en solitario que puede funcionar por sí misma como un spinoff "dentro de su universo". Es un poco curioso que una película ficticiamente estrenada en 1995 parezca mucho más bonita que la Toy Story original de los 90, pero es así.

Pero bueno, de hecho prefiero no centrarme en eso; me encantó la premisa en cuanto Pixar lo anunció todo, ya que siempre he querido una aventura pura de Buzz Lightyear desde que Toy Story 2 se estrenó con aquella maravillosa intro de videojuego centrada en Buzz. Lightyear es exactamente la película que quería, una aventura espacial que se sostiene por sí misma y que tiene lugar en un futuro lejano en el que la humanidad intenta expandirse en el universo. El guardián espacial Buzz Lightyear se convierte de repente en la persona más importante del universo cuando su pueblo se queda varado en un planeta inhóspito y él se erige en su única oportunidad de volver a encontrar su hogar, lo que no alivia directamente su dilema interior: ¿puede vivir con la posibilidad de fracasar y fallarse a sí mismo (y a la humanidad)?

Lightyear - crítica de la película de Buzz

El primer acto de la película es un comienzo brillante. Los esfuerzos emocionales son una mezcla de Interstellar y los lacrimógenos primeros diez minutos de Up, donde nuestro héroe se da cuenta rápidamente de que debe doblar el tiempo y el espacio para dar a su colonia una oportunidad de sobrevivir en el espacio vacío y frío. Chris Evans está realmente bien en el papel de una versión humana más fresca del héroe de los juguetes, que aquí hace mucho más que imitar el papel construido por Tim Allen y que da al personaje una dimensión aún mayor. Este Lightyear vive para la misión que lleva preparando toda su vida, pero no vive una vida real y, por lo tanto, el más mínimo error es como soportar el peso de un planeta entero sobre sus hombros. Su relación con los "novatos" de la película se vuelve algo predecible, pero no por ello es menos buena y, sobre todo, su relación con el maestro Hawthorne es uno de los grandes aciertos de la película.

Publicidad:

También me gusta la amplitud de miras de la cinta, que piensa a lo grande de principio a fin pero nunca se pierde entre todos los giros de la ciencia ficción, y son tantos que no hay ni un solo segundo aburrido a lo largo de todo el metraje. El segundo acto se vuelve mucho más trepidante y lleno de acción cuando el Emperador Zurg, que en las películas de Toy Story actuaba como archienemigo de Buzz, le ataca y éste se ve obligado a fusionarse con una fuerza autoproclamada de guardianes de élite que parece de todo menos de "élite". El humor no siempre aterriza donde debe, pero hay una serie de divertidos personajes secundarios como el gato robot artificial Sox (que está ahí sobre todo para vender juguetes) y el musculitos de Taika Waititi que seguro divertirá a grandes y pequeños. Mi personaje favorito, sin embargo, era el no siempre útil piloto automático de Lightyear, y el hosco Burnside tiene tanto carisma que podría haberse aprovechado aún más en la película.

HQ

La animación tampoco es nada del otro mundo, y aunque hubiera preferido un enfoque algo más estilizado (como el de Toy Story) que el realismo por el que apuestan los realizadores, aquí, el fantástico diseño de ciencia ficción de la película es un paso realmente bienvenido para el catálogo de aventuras de Pixar y espero ver más películas de corte similar en este estudio. Las escenas de acción están muy centradas y son bastante emocionantes gracias a las secuencias que recuerdan al ingenio de Brad Bird en las películas de Los Increíbles. Por decirlo de otro modo, es una película increíblemente bella, donde la magia de Spielberg y 2001: Una Odisea del Espacio han sido claras inspiraciones para la historia. También creo que el último acto de la película es algo más flojo que la primera mitad de la misma, lo que desgraciadamente no sería la primera vez que le ocurre a Pixar. Películas como Up y Wall-E han sufrido del mismo problema, donde se retuerce demasiado la trama y se diluye la historia.

Aun así, Lightyear la sentí como un sueño infantil cumplido, y con esa idea me levanté de la butaca al terminar la película. Ver el amplio abanico de emociones de Lightyear con el viento en contra y seguir manteniendo la barbilla heroica en alto te hacía sentir un poco como Andy en Toy Story: eufórico por ver a un héroe de la infancia humanizado de esta manera. De repente dejó de importarme tanto que el último acto no llegue al nivel del resto: aquí hay tanto corazón detrás del traje espacial que es más agradable ver a Pixar aterrizar unos cuantos éxitos más como este y Red después de decepciones que me llevé con Onward y Luca. Tampoco vendría mal proyectar más secuelas de Lightyear y seguir con el destino de la inmortal frase: "¡Hasta el infinito y más allá!"

Publicidad:
HQ
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Te puede interesar...



Cargando más contenido