Español
Gamereactor
análisis
Inside

Análisis de Inside

Si, al igual que a millones de jugadores, Limbo te conquistó como una de las verdaderas joyas de la escena indie, tendrás que adentrarte en esta maravilla.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Todo empieza con una huida. Un niño pequeño e inocente se desliza por una pendiente en un paraje oscuro y distópico, y los brillantes focos que le persiguen casi lo pillan. Se escucha a los perros, liberados para perseguir a los fugitivos, y sus frenéticos y agresivos ladridos resuenan en el oscuro lugar. Unos hombres enmascarados buscan por todas partes, por cada rincón, mientras otros transportan a multitudes de capturados a unos camiones, para que llevarlos muy lejos.

Ese es el inicio de Inside, el nuevo título de la desarrolladora danesa PlayDead, que anteriormente conquistó el mundo de los videojuegos con su título debut, Limbo. Inside cuenta una historia oscura y sutil sobre un mundo descorazonador, en el que tendrás que moverte, esconderte y, lo más importante, temer todo lo que te rodea. Tienes que entender que todo lo que hay ahí fuera quiere hacerte daño y que nadie puede ayudarte. Lo único que puedes hacer es seguir moviéndote e intentar evitar la oscuridad, que no deja de crecer.

Inside es Limbo 2.0. No obstante, no es solo su sucesor espiritual, en el sentido de que puedes notar el ADN del título anterior. No, no es solo eso. Inside es lo más cerca que se puede estar de ser el verdadero sucesor de Limbo, tanto a nivel mecánico como artístico. Inside es un juego de plataformas 2D con algún puzle por aquí y por allá, que te obligará a utilizar un objeto o dos para seguir progresando. La historia en sí es tremendamente sutil, cómplice y sin apenas diálogo. Lo único que puedes hacer es mirar todo muy de cerca, analizar e imitar al joven protagonista: es decir, prestar atención a lo que te rodea.

Publicidad:
InsideInsideInside

Está claro que Inside es un título que rebosa atmósfera de principio a fin y logra narrar una historia sencilla, pero muy profunda, sin decirnos nada del personaje principal, sin dejarnos oír diálogos y sin permitirnos leer cosas. Todo lo que hay que saber está entre líneas, y consigue dejarnos una impresión magnífica. De hecho, Inside se crece gracias a que no hay ruidos innecesarios. La experiencia del jugador con respecto a los entornos y los eventos es central durante todo el camino y este enfoque tan puritano te hace especular: tienes que estar concentrado en todo momento y sacar tus propias conclusiones.

Hace poco, analicé Deadlight: Director's Cut y uno de los problemas más graves que tenía la historia era el personaje principal, Randall, cuyo constante monólogo acababa convirtiéndose en una densa capa que cubría toda la narrativa y anegaba todo el aire. ¿Conclusión? La sobreexposición nos estrangula a todos. Por eso, Inside, al igual que Limbo, no cae en esta trampa y, aunque no terminas de encontrar las respuestas que te gustaría tener, ese suspense que te da la curiosidad es lo que te hace seguir avanzando por la partida.

Desde luego, PlayDead tiene que tener unos animadores y unos artistas gráficos con muchísimo talento, porque si creías que Limbo era una experiencia gráfica apabullante, entonces Inside hará que te quedes con la boca abierta. El diseño es anguloso, esquemático y simple a propósito y, al igual que en Limbo, la paleta de colores está limitada. Sin embargo, es justamente esto lo que permite que se cree un equilibrio entre las luces y las sombras y que se establezca un espacio propio. De hecho, gracias a esto, a menudo parece que Inside es una silueta en constante movimiento, una especie de dibujo interminable. De esta manera, el juego se convierte en algo fabuloso y, personalmente, tuve que detenerme varias veces para darme cuenta de que formaba parte de este mundo tan bonito y siniestro y regalarme los ojos con él. Lo cierto es que los gráficos de Inside son el gancho de venta de toda la experiencia, así de sencillo, y todo, desde los centinelas robot inspirados en la década de los 80 y 90, hasta las ruinas de lo que antes había sido una civilización moderna, cuadra perfecto en el universo del título.

Publicidad:
HQ

Al igual que Limbo, como ya hemos dicho, no hay diálogo alguno e incluso los sonidos son escasos. Como ocurre con la historia, menos acaba siendo más, porque el sonido de los pasos del chico en las fábricas industriales vacías resuena con un tono más fuerte y verdadero, y el tintineo metálico de la lluvia cayendo en los oscuros campos hace eco con más profundidad y carácter: a menudo, cuando hay tan poco que escuchar, se escucha con más atención. Eso sí, la inquietante música no es tan constante como antes, pero sí está diseñada para acompañarte cuando la ocasión lo requiera. Si, por ejemplo, te persigue de repente algo siniestro, el ritmo aumentará brutalmente y la música también será más rápida. Siguen siendo notas electrónicas, oscuras y palpitantes, pero cuando te mueves por los entornos, lo único que te acompaña es el sonido de tus propios pasos y tu respiración. En definitiva, la sensación de aislamiento queda muy mejorada gracias al diseño de sonido y a la extraña música.

Inside va de la experiencia en sí: de una composición de exquisitos ingredientes que, combinados, crean un todo harmonioso y, por eso, no hay una parte del juego que esté mejor que las demás. Con esto nos referimos especialmente a la estructura de las mecánicas del título. Sí, como ocurría en Limbo, el juego ofrece una serie de puzles basados en físicas que, entre otras cosas, te deja controlar a otros zombis que parecen humanos a través de un casco especial y dirigirlos en distintas direcciones. No obstante, la estructura en conjunto está diseñada a propósito para ser simplista, pero sin llegar al punto de decepcionar. Como en Journey o en Monument Valley, no es el peso de los puzles o el desafío lo que crea el entretenimiento, sino que la diversión llega de una manera mucho más discreta. Inside es uno de esos juegos que se cuela bajo tu piel desde la primera imagen y solo te deja ir cuando ya han pasado horas desde que viste los créditos finales.

Somos conscientes de que hemos hecho varias referencias a la comparación con Limbo y, aunque tienes que ver el juego como algo independiente y separado, Inside se parece mucho a su predecesor en casi todo lo positivo, pero también en lo negativo. No nos cabe la menor duda de que este segundo título es un gran salto para PlayDead, pero, al mismo tiempo, Inside nos resulta demasiado familiar en ocasiones y parece una continuación directa de Limbo, en vez de algo nuevo que tome lo mejor de su antecesor. Hay que reconocer que Inside es más ambicioso, más grande, más amplio que Limbo (y parece una extensión natural de este), pero, en ocasiones, se convierte en un eco del pasado. El salto con el personaje es idéntico a como era en Limbo, al igual que los patrones de movimiento, el enfoque puritano del diálogo y de la narrativa, y el diseño de puzles. ¡Ojo! Con esto no nos estamos quejando per se, porque utilizar un título como Limbo como base no es una mala idea: simplemente no es tan fresco como nos habíamos esperado.

Afortunadamente, esto no implica que Inside sea menos mágico, porque se trata de una perla del género de plataformas, lo que confirma que PlayDead es una fuerza indie a tener en cuenta dentro de la industria. Es un estudio totalmente capaz de crear experiencias de juego que te calen muy hondo. Inside cuenta una historia oscura sobre un futuro distópico y pocas veces un juego con tan poca narrativa nos ha parecido tan real. Solo eso, ya dice muchísimo de la habilidad narrativa y artística del estudio. Ahora bien, si te esperas algo totalmente diferente de Limbo, probablemente acabes decepcionado, pero recuerda que eso no impide que Inside sea increíble.

InsideInsideInside
InsideInsideInsideInside
Inside
Inside
Inside
Inside
Inside
Inside
Inside
Inside
Inside
Inside
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Una atmósfera magnífica; un diseño de puzles muy bien definido, los gráficos son impresionantes, y esa sensación de aislamiento.
-
¿Quizás se parece demasiado a Limbo?
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
InsideScore

Inside

ANÁLISIS. Autor: Magnus Groth-Andersen

Si, al igual que a millones de jugadores, Limbo te conquistó como una de las verdaderas joyas de la escena indie, tendrás que adentrarte en esta maravilla.



Cargando más contenido