Español
Gamereactor
análisis
Ib

Análisis de Ib

Un título con posos de terror y estilo metroidvania que da el salto a Nintendo Switch, donde se siente como pez en el agua.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

¿Alguna vez os perdisteis cuando erais pequeños? Yo sí, pero reconozco que no fue una experiencia nada traumática porque aproveché para sentarme en un rinconcito a jugar con mi flamante Game Boy. Para los que sí que os habéis perdido y fuera una experiencia traumática, vengo a contaros la historia de Ib. Se trata de un videojuego originalmente lanzado en 2012 y desarrollado en RPG Maker 2003 que ha vivido un reciente remake en RPG Maker MV y que después de un año disponible en PC por fin ha llegado a Nintendo Switch.

IbIb

Como salido de la cabeza de Tim Burton

En nuestras manos tenemos un producto de Kouri, un desarrollador enigmático y anónimo que hasta ahora solo ha desarrollado este título. Un videojuego con influencias neogóticas, muy basadas en los trabajos de Tim Burton, los dibujos de Margaret Kaene y que trata de fabricar una Coraline moderna, estrechamente relacionada con el clásico de Neil Gaiman.

Ib es una niña de 9 años que acude junto a sus padres a una galería de arte. La exposición, del artista Guertena, cuenta con una amplia colección de cuadros y esculturas de arte moderno, de esas que no entendemos la mayoría de mortales. Como cualquier niño, Ib se separa de sus padres para explorar por sí misma, pero no se espera lo que el arte de Guertena tiene reservado para ella. Paseamos uno a uno por la galería, examinando los cuadros y hablando con los visitantes. Una información que aún no somos conscientes de hasta qué punto será vital.

Ib
Publicidad:

A partir de aquí, Ib entra en un mundo de fantasía salido de la mente del artista. Como Alicia a través del espejo, atravesaremos uno de los cuadros sumergiéndonos en un reflejo distorsionado de nuestra propia realidad. Una pesadilla forjada en los temores de una niña que no comprende los cuadros que ha visto. Las normas de la galería y los títulos de las obras se comban sobre sí mismos, trasladándonos a un mundo de acertijos y enigmas. A partir de aquí nuestro objetivo será volver al mundo real, sin morir en el intento.

Para cuando te hayas dado cuenta, habrás recorrido las tres horas de duración de su historia. Probablemente en ese mismo instante te sobrevenga esa extraña sensación de vacío clásica cuando terminas un juego: ¿y ahora qué?. Bien, pues no te preocupes, el post-game de Ib es estupendo en su simplicidad. Pronto verás que necesitas un par de intentos para despejar todas las incógnitas que te ha generado el juego. Existen varios finales diferentes en Ib (no vamos a deciros cuántos), y cada run del juego proporcionará nuevos datos para completar el cuadro al completo que es nuestras aventuras con la joven Ib.

IbIb
Publicidad:

Ib en el país de los metroidvanias

Si bien Ib está desarrollado en RPG Maker, en ocasiones su comportamiento es más similar al de un metroidvania. Deberemos estar atentos a todos los mensajes que nos proporcione el juego, parte de los cuales la clave será empatizar con nuestra situación y la historia. A partir de aquí el juego enlaza una sucesión de puzzles en los que entremezcla el horror y el terror psicológico en los que deberemos conseguir llaves y abrir puertas. Nuestro destino estará ligado a una rosa, cuyos pétalos marcarán los marcadores de vida. Para recuperarlos, tendremos que poner nuestra flor en jarrones con agua repartidos por todo el mapa.

Aunque Ib no es un juego de terror en absoluto, sí que consigue en ocasiones sorprender y llevar a cabo jumpscares efectivos a pesar de estar desarrollado en pixel art. En apenas un par de escenas y gracias a su estilo artístico inteligente, consigue un ambiente inmersivo que te atrapa a partir del minuto 5 de juego. Por todo el mapa encontramos numerosos puntos de guardado en los que salvar nuestra partida. Ib no pretende ser un juego difícil, de hecho no tiene niveles de dificultad, lo que pretende es que te enganches a su historia. La rápida sucesión de puzles de dificultad media y corta duración hace que nos digamos a nosotros mismos "una estancia más y paro".

Si bien es muy sutil, existe una ligera mecánica de decisiones que deberemos tomar a lo largo de la aventura. Estas decisiones no impiden en ningún caso acabarlo, pero sí irá marcando poco a poco nuestro camino a lo largo de la aventura. Las decisiones que hayamos tomado determinarán uno de los finales del juego.

IbIb

Perfecto para el modo portátil

El juego está completamente traducido al castellano. Algo muy necesario dada la gran cantidad de texto que encontramos en el juego. Además, es muy importante estar atentos porque la mayoría de acertijos se basan en la información extraída de nuestro entorno, en juegos de palabras y adivinanzas.

Ib es un juego que requiere de escasos recursos, de ahí que su rendimiento en Nintendo Switch sea exacto y concienzudo. El movimiento en el escenario es fluido y rápido y apenas necesitaremos un par de botones y el joystick para llevarlo a cabo. Su llegada a la portátil es la confirmación de su plataforma idónea. Si bien el juego salió inicialmente en PC, su movimiento con mando es el más adecuado.

Algo que sí queremos recomendaros es el uso de auriculares o un buen sistema de sonido. El sonido en Ib es excelente, tanto en lo que se refiere a su música como en los efectos de sonido, inmersivos y envolventes, especialmente en lo que a sustos y jumpscares se refiere.

Ib
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Con muy poco consigue desarrollar un universo entero. El final te impulsa a querer llevar a cabo nuevos intentos.
-
Por ese precio, una hora más en la partida principal se echa en falta, así como un poco de dificultad, ya que para ser justos es difícil morir.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

IbScore

Ib

ANÁLISIS. Autor: Eduardo Corrochano

Un título con posos de terror y estilo metroidvania que da el salto a Nintendo Switch, donde se siente como pez en el agua.



Cargando más contenido