Español
Gamereactor
críticas de cine
Fast X

Fast X

Nuestro compañero André bosteza ante otra aventura sin alma de Vin Diesel que debería haber pisado el freno hace mucho tiempo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cuando era niño, me encantaba dibujar carteles de películas y hacer secuelas de los carteles, cada vez más ridículas, desde tiburones robot hasta batallas espaciales. A los diez años era divertido mezclar temas locos de serie B; es más difícil de digerir cuando una megafranquicia como Fast & Furious factura miles de millones de dólares en todo el mundo. Hoy en día, la banda criminal de Dom es una especie de equipo de Vengadores que ha dejado atrás sus días de carreras callejeras para salvar al mundo de villanos al estilo Bond pero en idiotas, algo que agradecimos cuando nos reímos a carcajadas con la casi paródica Fast 9. Ahora que estamos haciendo números romanos, ¡es hora de ponerse serios!

La película número diez sigue los pasos de sus explosivas predecesoras, pero al igual que estas, aquí no hay mucho argumento del que hablar. La premisa de Fast X se basa en el momento en el que la franquicia decidió abandonar todos los adornos de realismo y pisar el acelerador con los ojos vendados: el final de A Todo gas 5 en el que Dom y O'Conner arrastran una cámara acorazada por una gran ciudad. Lo que no sabíamos hace diez años es que el hijo de Hernán Reyes, Dante (interpretado por Jason Momoa), estuvo implicado en este baño de sangre y ahora ha vuelto para infligir todo el dolor posible al cabeza hueca de Vin Diesel. Es una larga venganza de dos horas y veinte minutos, sin una resolución adecuada, porque solo es la primera parte de un costoso final que se estrenará en 2025.

Fast X

La idea es que el público espere con ganas el verdadero final dentro de unos años, pero la trama es tan endeble que Fast X parece más bien una repetición cansina de películas anteriores. Fast X es una de esas películas en las que se podría haber recortado una hora de material y seguir funcionando. Hay otros tres hilos argumentales que involucran al fracturado equipo de Dom y que en su mayoría recuerdan al espectador cómo la serie de películas ha estado funcionando con humo desde la trágica muerte de Paul Walker. Hay mucha potencia en Fast X, pero no combustible. Lo más destacado de Fast X es Jason Momoa, que se lleva la mayoría de las risas en el departamento de humor. Momoa es la respuesta de la franquicia al Joker de El caballero oscuro, donde, con infinitos recursos y borlas en la cabeza, interpreta a un bufón sobreactuado que solo quiere ver arder el mundo. Este chiflado es una adición bienvenida a una serie de películas que todavía se toma a sí misma demasiado en serio, incluso si las últimas películas ya han roto todas las leyes de la física. Brie Larson, por su parte, no aporta gran cosa, utilizando la misma fría falta de encanto que ya destilaba como Capitana Marvel y aquí como la hija de Don Nadie.

Publicidad:

Hay algunas secuencias de acción entretenidas, como cuando una bomba rueda hasta la Ciudad del Vaticano, y escenas como cuando Vin "FAMILIA" Diesel lanza un helicóptero en llamas contra el antagonista con su coche son deliciosamente tontas, pero la mayor parte son ruidosas y aburridas. Las escenas de acción se intercalan para mantener despierto al público, en lugar de integrarse de forma natural en la trama, y el tono autoparódico es considerablemente más débil aquí que en la película número nueve, cuando los personajes viajaron al espacio en un cohete (!). Fast X es tan trepidante y descerebrada como los fans podrían esperar, pero ahora creo que ha llegado el momento de echar el freno de mano a esta serie de películas.

04 Gamereactor España
4 / 10
+
Fast & Furious se quedó sin gasolina hace tiempo, y esta es una de las entregas que deberías evitar...
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Fast X

Fast X

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: André Lamartine

Nuestro compañero André bosteza ante otra aventura sin alma de Vin Diesel que debería haber pisado el freno hace mucho tiempo.



Cargando más contenido