Español
Gamereactor
críticas de cine
Dumb Money

Dumb Money (Golpe a Wall Street)

La versión de Craig Gillespie de la historia de las acciones de GameStop cuenta con Paul Dano y Seth Rogen como los protagonistas del reparto.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Al igual que las películas de La gran apuesta, dirigida por Adam McKay y Margin Call, dirigida por J.C. Chandor, que fueron dos películas que intentaron (y consiguieron) plasmar los complejos acontecimientos que desembocaron en la crisis financiera de finales de la década de los 2000, ahora contamos con la nueva película de Golpe a Wall Street. En este título, Craig Gillespie intenta copiar ese éxito, pero centrándose en el mercado de valores, especialmente en el crecimiento exponencial de las acciones de GameStop y en el emblemático personaje de Roaring Kitty.

HQ

A no ser que hayas estado viviendo debajo de un puente en los últimos años, tienes que haber escuchado hablar de la alocada historia de GameStop en algún momento en las noticias. Es la historia de cómo un pequeño grupo de inversores le hizo frente a los tiburones de Wall Street y sobrevivió. Es como la historia clásica de David y Goliat, pero adaptada a la sensibilidad moderna. Además, era inevitable que Hollywood no quisiera convertir los acontecimientos en una película, pero la verdadera pregunta es: ¿Golpe a Wall Street merece la pena?

En la película, vemos a Paul Dano como Keith Gill, o también como Roaring Kitty, el pseudónimo que le convirtió en una celebridad mundial. Él, junto con su mujer y sus hijos, vive con la esperanza de hacerse rico algún día con sus pocas acciones. Los pequeños ahorros son su principal pasatiempo fuera del trabajo, y a través de foros en línea como Reddit o Twitch, habla abiertamente de sus inversiones con cualquiera que esté dispuesto a escucharle. Su gran apuesta es GameStop, una acción que cree que está muy por debajo de su valor real.

Dumb Money
Publicidad:

En la otra cara de la moneda, vemos a los tiburones de Wall Street y a los gestores de fondos apostando en contra de GameStop, anticipando su inevitable caída, que era algo que sin lugar a dudas debía haber sucedido, ya que era el resultado más lógico para la compañía. Sin embargo, los pequeños inversores unieron sus fuerzas y empezaron a comprar acciones de GameStop. Los problemas se empezaron a acumular en el horizonte y con millones de dólares de desequilibrio, empezó a cundir el pánico entre los inversores.

No hay ninguna duda de que Golpe a Wall Street es entretenida. La película de Gillespie es una obra completa y elegante que ofrece una versión mucho más fácil de digerir que la de la vida real. Golpe a Wall Street extrae de una forma inteligente los conceptos más complicados relacionados normalmente con las acciones, a la vez que omite muchas de las complejidades del mercado. En su lugar, se centra más en personajes más secundarios, por lo que aparte del protagonista, Keith Gill, podemos conocer la historia de otras personas.

Son personas que sueñan, que quieren librarse de su vida cotidiana y que se atreven a querer algo mucho más grande. Lo que tienen en común, de una forma u otra, es que todos conocen y tienen interés en Roaring Kitty y sus inversiones en GameStop, de forma en que se convierten en parte del movimiento y en el pilar emotivo de la película. Por otro lado, también vemos la perspectiva de los gestores de fondo que apostaron en contra de GameStop y con Seth Rogen al frente. Están interpretados a la perfección, incluso los que son personajes bastante peculiares.

Dumb Money
Publicidad:

La actuación es uno de los puntos fuertes de Golpe a Wall Street. A pesar de que muchas escenas y personajes no guardan relación, aparte del interés por las acciones de GameStop, son pequeñas historias emocionalmente atractivas, cada una a su modo, tanto si se tuerce la vida de los ricos y los millonarios mimados, como si es la historia de la enfermera solitaria que se niega a vender y sueña con un cambio.

Sorprendentemente, tiene muchos detalles y es discreta, libre del sensacionalismo o mensajes incrustados de los males del capitalismo. Golpe a Wall Street no pasará a la historia como una revelación cinematográfica, pero gracias a las buenas actuaciones y los personajes curiosamente interesantes, Gillespie ofrece una película entretenida y equilibrada que no se simplifica para el público ni se encierra en conceptos demasiado técnicos.

07 Gamereactor España
7 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Dumb Money (Golpe a Wall Street)

Dumb Money (Golpe a Wall Street)

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Marcus Persson

La versión de Craig Gillespie de la historia de las acciones de GameStop cuenta con Paul Dano y Seth Rogen como los protagonistas del reparto.



Cargando más contenido