Español
Gamereactor
análisis de series
Disenchantment - Part 5 (Netflix)

Desencanto - Parte 5 (Netflix)

Desencanto ha llegado a su fin... ¿A alguien le importa?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

El fin está cerca para la borrachuza Bean y sus colegas Luci y Elfo; su malvada (y ardiente) madre, la reina Dagmar) ha conquistado el País de los Sueños junto al mismísimo Satán, y ella tendrá que encontrar aliados para derrotar a Dagmar de una vez por todas, para que todo termine en colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Oh, Desencanto (Disenchantment)... buscarte en el diccionario nos da la perfecta definición de "potencial perdido para siempre". Lo que podría haber sido otra comedia magistral de Matt Groening con un retorcido toque de fantasía se convirtió, en cambio, en uno de los programas de animación más aburridos que se conocen. En la primera temporada, surgieron varios destellos de esperanza de que la serie pudiera competir con sus hermanos Futurama o incluso con Los Simpson. No obstante, los creadores de la serie decidieron hacer algo distinto, algo más episódico y con una historia más amplia entre los episodios.

Por supuesto, respeto la decisión de dejar que la serie encontrase su propia identidad, ya que es difícil estar a la altura de Futurama y Los Simpson (en su máximo esplendor) en el departamento de la comedia. Sin embargo, incluso después de la segunda temporada, quedó claro que los guionistas tenían muchos problemas para equilibrar el gag clásico con la estructura episódica, lo que terminó siendo una serie que nunca encontró su rumbo. La quinta parte, que es la temporada final, ha sentenciado a Desencanto como una comedia que olvidar en cuanto termine.

Disenchantment - Part 5 (Netflix)

La quinta parte arranca donde lo dejó la anterior, con la princesa Bean decapitando a su malvada gemela y cayendo en brazos de su gran amor, la sirena Mora. El espectador, en cambio, no siente ningún deseo de ver cómo Bean derrota a su perversa y ardiente madre, sino que observa pasivamente cómo los personajes intentan, en vano, desarrollar una trama inexistente. El espectador nunca se deja llevar, sino que espera que pase algo emocionante.

Publicidad:

El humor es también desesperado, con personajes que no paran de parlotear y balbucear hasta que alguien dice algo que se supone que es un chiste. Es difícil describir lo plano que es el humor, ya que la mayor parte parece una ocurrencia de última hora y, aunque hay algunos momentos divertidos, parecen más bien accidentes afortunados. El mejor momento es, probablemente, el de Dios con cabeza de bombilla. La quinta parte, al igual que las anteriores, no cuenta con una fuerza que impulse a las distintas facciones que quieren eliminar a la madre de Bean, lo que hace que la temporada acabe como empezó: sin rumbo.

Como final, sin embargo, sirve como un pequeño y dulce epílogo, donde los creadores de la serie se las arreglan para atar todo tipo de cabos sueltos dejados atrás por el poco riguroso enfoque de los guionistas, donde los personajes olvidados hace años reciben un final feliz. Se han descuidado muchos personajes y argumentos, pero ese cursi "vivieron felices para siempre" encaja bien con la premisa del cuento de hadas y puede que sea el único momento en el que la serie consiga lograr evocar algo genuinamente emotivo. De todos modos, han hecho falta 50 episodios débiles y poco convincentes para algo que cuaje, lo que convierte a Desencanto en una decepción de principio a fin.

HQ
Publicidad:
04 Gamereactor España
4 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido