Español
Gamereactor
análisis de series
Castlevania: Nocturne

Castlevania: Nocturne

La serie de Castlevania de Netflix causó una gran impresión a todos los fans, pero ¿estará la segunda parte a la altura?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Aunque suene raro, nunca he jugado a un Castlevania. Nunca he tocado uno. Es cierto que conozco la franquicia desde que tengo uso de razón, pero hasta un triste y lluvioso día en que decidí ver la serie de Castlevania en Netflix, no había tenido contacto con ella. Desde la primera temporada de la serie original, en la que Drácula envía incontables bestias infernales para destruir Valaquia, me he limitado a juzgar la serie como tal.

Y ahora, seis años después del estreno inicial, ha salido una segunda parte. Tenemos un nuevo Belmont, nuevos personajes secundarios, una nueva época histórica en la que adentrarnos, y yo tengo la misma cantidad de conocimientos sobre la franquicia de videojuegos. Sin embargo, como serie, no puedo resistirme a hincarle el diente a Castlevania: Nocturne.

HQ

Como en la serie original, uno de los puntos fuertes de Castlevania: Nocturne es su animación increíblemente detallada y fluida. Los animadores muestran sus músculos con más frecuencia durante las escenas de lucha, y me atrevo a decir que las peleas de Castlevania son de las mejores en cuanto a animación, y todo se debe a un factor: la coreografía. Por supuesto, en la mayoría de las batallas con magia hay efectos llamativos, pero también hay una increíble cantidad de detalles a la hora de pensar en cómo luchan los personajes, y cómo se mueven. Uno siente que están constantemente pensando mientras luchan por sus vidas, en lugar de limitarse a pegar puñetazos o espadazos más rápido de lo que alcanza la vista.

Publicidad:

Y si me hacéis hablar del látigo me tiraré aquí todo el día. Que un "trozo de cuerda" pueda destacar tanto es una demostración del ingenio de la serie. El látigo siempre está en movimiento, serpenteando alrededor de los enemigos para encontrar el punto perfecto para atacar. Si no habéis visto la serie, no me refiero al látigo como un personaje en sí, ya que siempre lo empuña alguien, normalmente un Belmont, sino más bien como un ejemplo de los detalles de estas escenas de lucha. Todo cobra sentido; la violencia y la agresividad se combinan para crear un espectáculo del que nunca querrás apartar la vista, especialmente en los últimos episodios, que nos meten aún más en la ficción.

Castlevania: Nocturne

Basta ya de hablar de la animación: es maravillosa, básicamente, y siempre le ha ido bien a Castlevania, incluso cuando la serie original flojeaba un poco en otras cosas. Castlevania: Nocturne no es una excepción, pero, como ya he dicho, hay algo más que unos efectos visuales bonitos. También nos presenta un nuevo abanico de personajes. Richter Belmont es nuestro nuevo protagonista, pero su comienzo es un poco lento. Durante los primeros 10 minutos, más o menos, se le presta mucha atención, aunque luego tiene que esperar un poco para volver a ser el centro de atención. No da la sensación de que sea su propia serie, lo que sí pasaba con Trevor en la primera temporada de Castlevania, algo que está bien, pero también significa que no llegamos a conocer tan bien a Richter. Aunque sé lo básico para entenderle como personaje, aparte de una bandana, parece que es Trevor 2.0 durante un tiempo, y eso no es bueno.

Sin embargo, los personajes secundarios me han parecido mucho más convincentes esta vez. Puede que Richter pase a un segundo plano, pero eso nos permite conocer a otros asesinos de vampiros mientras tanto. Edouard es una incorporación especialmente interesante, al igual que Annette. Vuelvo a repetir que creo que Castlevania: Nocturne no trata a Richter de la misma forma que a Trevor, como un asesino de vampiros solitario, sino como alguien que cuenta con apoyo y no le asusta recurrir a él. Por lo menos, así es como se sienten nuestros dos Belmont desde sus presentaciones.

Publicidad:

Como ocurría en la serie original, los actores de voz suelen dar lo mejor de sí mismos. Hay algunos diálogos extraños pero, por lo demás, diría que cada uno de ellos es una elección perfecta, con Edward Bluemel conquistandome como Richter al cabo de un rato, y Zahn McClarnon como uno de mis favoritos en el papel del vampiro serpiente Olrox.

Castlevania: Nocturne

No tardamos en darnos cuenta de que Richter va a necesitar toda la ayuda posible, ya que el Mesías de los Vampiros se acerca a la ciudad. En la Francia revolucionaria, no sólo el pueblo desea sublevarse, ya que los vampiros quieren hacer desaparecer el sol, esta vez para siempre, y apoderarse del mundo. El argumento de Castlevania: Nocturne consigue superar con éxito al de su predecesor. Es difícil superar a Drácula, y durante un tiempo no estuve seguro de si lo conseguirían, pero nuestro nuevo villano es increíblemente intimidante, y aunque no pueda superar la presencia del gran Vlad, sin duda posee un poder mayor que lo convierte en un gran jefe final. Encontré algunos fallos menores en la trama, que me desconectaron de la serie y me hicieron empezar a pensar en ella, así como algunos problemas con el ritmo, pero para hablar de ellos es mejor que me vaya a los spoilers.

Advertencia: a partir de aquí hay spoilers.

Fundamentalmente, mi mayor queja es que a menudo parece que los personajes saltan de casa a la Abadía, con una parada en el Chateau entre medias. Y eso es todo durante ocho episodios. Se trata de una cuestión discutible, porque también me encanta la estructura reducida de Castlevania: Nocturne. No es tanto un viaje como la protección de una pequeña ciudad, aunque resulta un poco repetitivo que todos los planes giren en torno a la Abadía y al cierre de la operación de las criaturas nocturnas (sí, la Iglesia vuelve a ser maligna), pese a que se nos dice y se nos muestra que las criaturas nocturnas que se están creando no son tan poderosas ni amenazantes. Asimismo, nunca se aclara cómo consiguió el abad local una máquina infernal para fabricar criaturas nocturnas. Existe un libro que abre un portal al infierno, sí, pero ¿se coló la máquina la primera vez que lo abrieron? Además, el abad califica el libro de blasfemia cuando lo vuelve a ver, así que ¿llegó a leerlo? Son preguntas sin respuesta, pero no dejan de ser pequeños defectos en una serie que, por lo demás, es estupenda.

HQ

Con una animación impecable y fluida, una narrativa muy sólida y unos personajes magníficos enriquecidos por unas buenas interpretaciones, Castlevania: Nocturne avanza con paso firme y bien encarrilado. Me gustaría ver más de estos personajes, profundizar en quiénes son y ver cómo cambian con el tiempo, pero que ya esté especulando sobre lo que puede venir en la segunda temporada demuestra lo mucho que he disfrutado con la primera. Al diablo con los prejuicios, puede que este primer episodio me guste tanto como la primera temporada del Castlevania original.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Preciosa, animación fluida de cabo a rabo, historia sólida y personajes refrescantes.
-
El ritmo puede resultar demasiado intenso en ocasiones, parece que estamos haciendo lo mismo otra vez.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Castlevania: Nocturne

Castlevania: Nocturne

RESEÑA DE SERIES. Autor: Alex Hopley

La serie de Castlevania de Netflix causó una gran impresión a todos los fans, pero ¿estará la segunda parte a la altura?



Cargando más contenido