Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

LIVE
HQ
logo hd live | The Elder Scrolls Online - Global Reveal Event
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
Bright Memory: Infinite

Análisis de Bright Memory: Infinite

Viniendo de un equipo de desarrollo compuesto por una sola persona, este FPS de acción tiene picos impresionantes y bajos decepcionantes.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

En marzo de 2020, FYQD-Studio lanzó Bright Memory, un juego corto que sirvió de avance para lo que podía hacer un equipo de desarrollo formado por una sola persona. Nos presentaba una protagonista que usa armas de fuego y espadas para abrirse paso a disparos y a tajos a través de toda clase de enemigos en un mundo futurista. ¿Por qué es importante esto? Pues porque ya ha salido oficialmente Bright Memory: Infinite, la siguiente aventura del desarrolladora de una sola persona FYQD, y yo ya lo he probado a fondo para ver si está a la altura de su predecesor en esto de los disparos en primera persona.

HQ

Bright Memory continúa con la historia del primero poniéndonos en la piel de Shelia, una hábil guerrera con la tarea de adentrarse en un entorno peligroso para averiguar la causa de una anomalía (un agujero negro) que parece ser la primera fase de un cataclismo global. Shelia lucha contra diversos enemigos en esta historia, desde soldados del ejército hasta guerreros antiguos, y tengo que confesar que la historia no tiene mucho sentido hasta casi el final (pero no entraremos en detalles para no destriparos el argumento). Con esto presente, lo que en realidad es Bright Memory: Infinite es una historia lineal en la que los jugadores tendrán que dedicarse a disparar mientras avanzan por un mundo visualmente impactante. Básicamente, una campaña breve a lo Call of Duty.

Publicidad:

Aunque es verdad que el título se reduce básicamente a este breve resumen, jugar sigue siendo bastante divertido y es un juego bastante bien hecho, sobre todo para ser un proyecto de un único desarrollador. No voy a mentir, para mí la historia es enrevesada y poco interesante, a pesar de su impacto visual y tanta acción explosiva. Se parece mucho a una película de Michael Bay. El caos y los gráficos son de tal calidad que enmascaran continuamente la historia vacía y anodina que hay detrás.

Bright Memory: InfiniteBright Memory: Infinite

Precisamente por eso es aún más importante el hecho de que el sistema de disparos en primera persona de Bright Memory: Infinite sea tan bueno. Si cogieras fragmentos de este juego, y pasaras por alto su diseño futurista, podrías confundir los tiroteos con una escena de un Call of Duty o un Battlefield, ese es el nivel de calidad. E incluso el juego es así. Disparar es ágil, preciso, satisfactorio y realmente rápido y, tanto si utilizas el rifle de asalto, la escopeta, el francotirador o la pistola, las armas están bien equilibradas y manejarlas es gratificante.

Luego está el combate cuerpo a cuerpo, diseñado de tal manera que resulta increíblemente útil y no resulta para nada agobiante, como ocurre con el cuerpo a cuerpo en muchos shooters de hoy en día. Puedes sacar la espada de Shelia para desencadenar un aluvión de espadazos y abrirte paso a costa de los enemigos, o bloquear y esquivar los golpes para que sea aún más difícil derribarte. También puedes utilizar diferentes habilidades Exo que te permiten moverte por el campo de batalla con mayor facilidad y ayudarte a aplastar a los numerosos enemigos que se interponen entre tu objetivo final y tú.

Publicidad:

Y, para seguir con la ilusión de que se trata de un AAA, el juego tiene unos efectos visuales absolutamente sorprendentes, y su rendimiento también es de primer nivel, con una sensación de fluidez desde el momento en que lo arrancas hasta que la corta campaña llega a su abrupto final.

Bright Memory: Infinite

Pero eso es lo que es este juego, una ilusión, porque a pesar de sus puntos fuertes, es evidente que es un título indie. La IA de los enemigos es bastante facilona (independientemente de la dificultad en la que juegues), la variación de los enemigos y de las habilidades que utilizan contra ti es bastante limitada, los niveles son increíblemente lineales (no hay prácticamente nada que se salga del camino trazado) y lo peor de todo es que las mejoras son bastante básicas y poco ingeniosas.

El sistema de mejoras funciona mediante la recogida de Relicarios, estatuas de jade repartidas por cada nivel en lugares obvios y de fácil acceso. Cada Relicario equivale a un punto de mejora y puedes ganar puntos extra derrotando a los guerreros antiguos que aparecen ocasionalmente durante los niveles. Los puntos de los Relicarios se pueden utilizar para mejorar las armas, la espada y las habilidades Exo de diferentes maneras, pero el proceso es poco satisfactorio y la recompensa que obtienes solo se nota en el poco daño extra que tu equipo consigue infligir gracias a ello.

Publicidad:

Este sistema también refleja el nivel de personalización que ofrece Bright Memory: Infinite, que perfectamente podría descartarse del juego. A medida que vayas matando con tus armas, irás avanzando en un desafío que te permitirá desbloquear aspectos para ponértelos. Por el momento, sólo hay dos que puedes conseguir por cada pieza de equipo del propio juego (los demás son DLC de pago) y, para cuando hayas terminado la historia, probablemente tendrás uno o dos para presumir sin mucho más motivo para usarlos, a menos que tengas la intención de volver a jugar en una dificultad más difícil.

También vale la pena señalar que, aunque tiene un buen gameplay y buen aspecto visual, Bright Memory: Infinite no es perfecto en absoluto. Parece que los enemigos te siguen tras las paredes e incluso te dispararán a través de ellas muchas veces, los niveles son un poco toscos; de hecho, me las arreglé para pasar accidentalmente a través de los límites de un nivel un par de veces, y la mecánica de agarre me ha matado más veces que los propios enemigos debido a que simplemente no me indicaba que podía usar la habilidad.

En definitiva, tengo una opinión bastante contradictoria de Bright Memory: Infinite, porque tiene aspectos verdaderamente impresionantes: el apartado gráfico y la dinámica de disparar son realmente fantásticos. Pero, al mismo tiempo, es muy decepcionante en muchos otros aspectos, sobre todo en la historia, que es extraña y difícil de seguir; el diseño de los niveles, lineal hasta el agobio; y las mejoras y la personalización, con poca dedicación. Es un juego de extremos y, aunque es destacable que haya sido producido por una sola persona, y puede ser muy divertido para matar el aburrimiento un rato, me resulta difícil verlo como algo más.

Bright Memory: Infinite
Bright Memory: InfiniteBright Memory: InfiniteBright Memory: Infinite
05 Gamereactor España
5 / 10
+
Visualmente increíble. Jugar es muy agradable. Tiroteos de primer nivel.
-
El diseño de niveles es aburrido. El sistema de mejoras no está muy inspirado. La historia es difícil de seguir y es demasiado extraña. No está bien rematado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Bright Memory: InfiniteScore

Bright Memory: Infinite

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Viniendo de un equipo de desarrollo compuesto por una sola persona, este FPS de acción tiene picos impresionantes y bajos decepcionantes.



Cargando más contenido