Español
Gamereactor
análisis
Bravely Second: End Layer

Bravely Second: End Layer

Tras el exitazo del primero en occidente, ¿conseguirá tener la continuación la misma calurosa acogida? Échale un vistazo a nuestra opinión.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Cuando por fin salió Bravely Default en occidente en el año 2013, disfrutó de un gran recibimiento. Entonces, ¿por qué cambiar los ingredientes cuando ya has encontrado la receta para el éxito? Ahora, la continuación Bravely Second: End Layer también llega a occidente y lo primero que hay que decir es que se parece mucho al título que la precedió.

El argumento de este segundo título retoma la historia del primer juego. En un mundo que ha sido expuesto a unos acontecimientos de lo más espantosos, Agnès Oblige, a quien ya conocemos de Bravely Default, se ha convertido en la guía espiritual de la ortodoxia del cristal y sigue trabajando para lograr la paz mundial. Está bajo la protección del joven Yew Geneolgia (que, en esta ocasión, será nuestro protagonista). Sin embargo, un día Yew descubre que no puede proteger a Agnès contra todo y todos, porque Káiser Oblivion y su hada maldita, Anne, cuyos poderes eran muy superiores a los de Yew, atacan a Agnès sin que él pueda detenerlos. Tras el ataque, Yew hace lo posible para mantener la consciencia, pero todo lo que logra ver es a Káiser Oblivion secuestrando a Agnès. A continuación, todo se vuelve negro. Después de varias semanas, Yew consigue recuperar la consciencia y, a pesar de las heridas, promete que se vengará de Káiser Oblivion. Así, nuestro prota se pone en marcha para salvar a Agnès y luchar contra las fuerzas oscuras que amenazan su mundo.

Pero a pesar de que la historia de este segundo título continúa la del anterior, no creo que sea necesario haber jugado al primero para entenderla. Está claro que será una ventaja haberlo hecho, porque tendrás un mayor vínculo con algunos personajes y conocerás en mayor detalle lo que ha ocurrido antes, pero gracias a un breve repaso de los acontecimientos previos, no es algo imprescindible.

Publicidad:
Bravely Second: End LayerBravely Second: End Layer

Lo cierto es que este juego me ha proporcionado una de las experiencias de batalla mejor diseñadas y más complicadas que he visto en mii vida. Este sistema de combate se basa en la receta de Bravely Default, pero puesto que está tan bien diseñado, no creo que tuviesen que cambiarle muchas cosas de todos modos. Hay muchos elementos que hacen que las experiencias de batalla sean geniales, y he intentado anotarlos todos para poder contártelos. No obstante, es precisamente el simple hecho de que sean tantos lo que hace que nos cueste distinguirlos todos; es algo que requiere paciencia y voluntad para aprender a navegar por el sistema de batalla de forma adecuada. Aun así, te aseguro que si le dedicas tiempo, merecerá la pena.

Al igual que en Bravely Default, tendrás que elegir un trabajo para cada personaje de tu equipo. Este trabajo determina las habilidades de cada uno de ellos y funciona como una especie de sistema de clasificación, como ocurre en la mayoría de los RPG. En esta segunda entrega hay profesiones nuevas entre las que elegir, como esgrimago, obispo y mago, entre otros muchas.

A medida que avanza el nivel del personaje, también lo hace el nivel de su trabajo, lo que te permitirá desbloquear nuevas habilidades. Puedes elegir un trabajo primario, que será el que irás subiendo de nivel, y uno secundario, que te aportará otras habilidades que podrás usar también en el campo de batalla. Cuando hayas descubierto las combinaciones de trabajos que más te gusten para tus compañeros de equipo, podrás guardarlas como favoritas para encontrarlas con facilidad antes de cualquier batalla importante.

Publicidad:
HQ

Entonces, ¿cómo se desarrollan estas combinaciones? Funcionan con un sistema de turnos en el que tu equipo y los enemigos se turnan para atacar en cada ronda. Sin embargo, también puedes (al igual que en el título anterior), aprovecharte de los ajustes por defecto. Con esto, tu personaje se colocará en modo de defensa y, como consecuencia, no recibirá mucho daño durante ese turno. Pero la ventaja de usar estos ajustes predeterminados ('default') es que puedes acumular tus rondas. Así, puedes usar las opciones predeterminadas de defensa durante cuatro turnos seguidos más, y de repente atacar al enemigo con cuatro golpes en una sola ronda para así matarlo de una manera más eficaz. Esto da a las partidas un toque de estrategia, y creo que resulta de gran ayuda cuando, por ejemplo, tienes que calcular bien los ataques para el patrón de ataque de un jefe y así derrotarlo sin llevarte mucho daño. También es posible dar a cada personaje un movimiento especial, que podrás diseñar y nombrar tú mismo. Incluso puedes determinar qué debería hacer ese movimiento especial y cómo se debería desbloquear en el combate.

El deslizable de encuentros de enemigos del primer título vuelve a aparecer en la continuación. Esta barra, por si no lo sabías, te permitirá ajustar la frecuencia con la que te gustaría encontrarte con los enemigos. A la hora de la verdad es útil porque, en aquellas zonas en las que apenas consigues experiencia, puedes reducir la frecuencia, pero cuando quieras aumentarla, solo tienes que subirla. Sin lugar a dudas, este elemento me permitió salvarme de algunas de las cosas que más me podrían haber irritado mientras jugaba. A ver, el problema es que tengo poca paciencia y, si tengo que repetir una batalla una y otra vez contra los mismos enemigos, tengo que tener un buen motivo para hacerlo o si no, me aburro fácilmente. Por eso, para mí ha sido un alivio poder disminuir la cantidad de enemigos que te encuentras cuando quieres llegar a cierto lugar. Lo cierto es que Square Enix ha hecho que la experiencia sea mucho más fácil: si ganas una batalla en primera ronda, ahora tienes la posibilidad de poder luchar de nuevo, si lo deseas, para conseguir más experiencia. De hecho, si vuelves a ganar en la primera ronda, puedes repetirlo de nuevo para ganar todavía más puntos. Así, es relativamente más fácil alcanzar el nivel que quieres.

Sin embargo, el sistema de combate del título no es lo único que se mejorado. Bravely Second es un juego profundo y lleno de cosas que hacer. De la misma manera que en el primer juego se podía reconstruir la ciudad de Tiz, en esta ocasión podrás reconstruir una sociedad en la luna, y aquí es donde entra en juego la ventaja que te dan los amigos de StreetPass. Podrás hacerles participar en el proceso y reducir el tiempo de construcción, de forma que conseguirás las numerosas recompensas de manera más rápida.

Bravely Second: End LayerBravely Second: End LayerBravely Second: End Layer

También me gustaron mucho las distintas opciones que ofrece el título para conocer mejor a los compañeros. Además de las escenas de corte obligatorias en las que sabrás cosas sobre ellos, también podrás acampar y presenciar escenas que de otra manera no verías. Incluso puedes ver las conversaciones que los otros personajes tienen por el camino si presionas el botón Y cuando aparezca el icono de "Party Chat". Evidentemente es opcional, pero está bien que Square Enix le dé la oportunidad al jugador de conocer más a los personajes e involucrarse emocionalmente en la experiencia.

Por otra parte, cuando hayas jugado un poco, podrás acceder a las misiones secundarias, que te permitirán saber algo más acerca de los "portadores de asteriscos". Estos asteriscos son una especie de piedras pequeñas que pueden desbloquear nuevos trabajos y que resultan muy interesantes. De hecho, para desbloquear estas profesiones tendrás que completar algunas de esas misiones secundarias, y también suponen una alternativa genial a la otra parte, más lineal, del título. Y, aunque es cierto que las zonas en las que te muevas van a seguir teniendo ese toque lineal propio de la experiencia, al menos da la sensación de que eres tú quién elige lo que hace a continuación.

En ocasiones, cuando un juego tiene tanto que ofrecer, el usuario se puede sentir un poco abrumado. Incluso puedes llegar a olvidarte de algunos elementos de la experiencia o de cómo usar la mitad de las cosas. No obstante, creo que Bravely Second consigue explicarle todo al jugador sin abrumarlo, y aunque introduce cosas nuevas bastante a menudo, opino que, en su mayor parte, la experiencia te da un tiempo prudencial para que te acostumbres a ellas.

HQ

Sin embargo, solo el hecho de viajar de A a B ya es una experiencia en sí: en vez de seleccionar un icono del mapa y desplazarte rápidamente hacia él, podrás explorar el mapa por tu cuenta. Funciona igual que en la primera entrega, en la que te podías mover como una representación gigante de tu personaje por los bellos entornos del mapa para llegar a tu destino. No obstante, ya te avisamos de que merece la pena que te pares a echar un vistazo tanto en los escenarios del "mapa" como en los del resto del título.

Si, además, la experiencia ofrece una fantástica banda sonora y lo que yo considero un buen doblaje en inglés, Bravely Second logra crear un pequeño universo en una burbuja en la que podrás sumergirte y olvidarte del resto. Así, creo que esa es la mejor sensación de todas: cuando un título me hace olvidar que estoy tumbada en el sofá de mi salón y me hace sentir que realmente estoy en la aventura, que la estoy viviendo. Personalmente, a veces me es difícil sentirme capturada por la pequeña pantalla de la 3DS/2DS, pero con Bravely Second fue algo totalmente natural. No sé si será por los bellos entornos, la atractiva historia (llena de giros argumentales), el buen humor (aunque en ocasiones sea un poco bobo) o el genial sistema de combate, pero eso es secundario. Lo importante es que estos aspectos están presentes y que contribuyen a darle una experiencia completa e inmersiva al jugador.

En definitiva, Bravely Second: End Layer ha resultado ser un juego magnífico. Sigue la exitosa fórmula de su predecesor y, aunque no estaría de más que le añadiesen un par de ingredientes nuevos a la mezcla, me quedé embelesada con él. Sinceramente, no puedo decir casi nada negativo del título, pero lo que sí puedo decir es que a aquellos que se lo pasaron bien con Bravely Default les encantará esta experiencia, y los que no la han probado todavía, ya están tardando.

Bravely Second: End LayerBravely Second: End LayerBravely Second: End LayerBravely Second: End Layer
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Los entornos son muy bonitos; una historia apasionante con giros argumentales: un sistema de lucha fantástico; el doblaje es muy bueno, y la experiencia en sí es muy profunda y con mucho contenido.
-
Estaría bien que añadiesen cosas nuevas y puede resultar un poco lineal.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Bravely Second: End LayerScore

Bravely Second: End Layer

ANÁLISIS. Autor: Katrine Baumgardt

Tras el exitazo del primero en occidente, ¿conseguirá tener la continuación la misma calurosa acogida? Échale un vistazo a nuestra opinión.



Cargando más contenido