Español
Gamereactor
análisis
Bayonetta Origins: Cereza and the Lost Demon

Bayonetta Origins: Cereza and the Lost Demon

Cheshire despierta a la aprendiz de bruja de su letargo inicial en este cuento de hadas original y precioso que casi logra sobresalir.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Hay que darle crédito a PlatinumGames por tener lo que hace falta para crear una precuela/spin-off en la que se cargan las señas de identidad de los juegos originales de una forma tan radical. El hecho de que Cereza and the Lost Demon se desvíe tanto con respecto a la trilogía original de Bayonetta es algo que deberíamos celebrar, porque ese es precisamente el tipo de riesgo que hay que pedir de estas obras derivadas: algo que proporcione a los fans una perspectiva completamente nueva de la saga, pero que mantenga su esencia fundamental.

Pese a que yo mismo admitía hace dos semanas que este cuento comienza tan lento que casi me quedo dormido, ahora puedo asegurar que he disfrutado de casi toda la aventura, ya que sus sistemas y la progresión de la dinámica de juego han logrado captar mi atención tanto como lo había hecho desde un comienzo su estilo artístico de acuarela.

Siendo sinceros, visto desde fuera, Bayonetta Origins: Cereza and the Lost Demon puede parecer un intento más simple y barato de adaptar los juegos Triple A de hack and slash en el peor de los sentidos. De primeras, propone unos controles de dos palancas un poco raros, casi forzados: el stick y los botones superiores izquierdos controlan a Cereza y sus equivalentes derechos a Cheshire, el demonio (ya familiar para quienes hayan jugado a Bayonetta 3 recientemente). Cheshire es la primera invocación que le sale a la aprendiz de bruja a sus 10 años y la acompaña mientras aprende las costumbres de Umbra bajo la estricta supervisión de Morgana en el bosque de Ávalon.

Publicidad:
HQ

Sin rastro de los complejos combates exagerados o de las secuencias cinematográficas palomiteras que caracterizan a la serie original, el cambio a una experiencia metroidvania más tranquila y basada en la exploración tenía que funcionar perfectamente para convencer a la larga. Sin embargo, tarda unas 4-5 horas en llegar a ese punto, por muy bellamente narradas que puedan estar las páginas de este cuento (la voz en inglés, una pena, pero los textos con una traducción magnífica a español). Por suerte, una vez te haces a las distintas mecánicas y te vas encontrando más retos y nuevas habilidades, la rutina de partida se vuelve divertida e incluso bastante singular, en comparación con otros juegos del mismo género.

En otras palabras, para ser completamente claro, muchos podrían descartar este juego al verlo como cualquier metroidvania indie, nada especial entre los juegos de PlatinumGames. Sin embargo, al ir pasando las páginas, y más aún tras cerrar el cuento, me dejó la sensación de que puedo equipararlo a juegos como Ori and the Blind Forest: es encantador y, en ocasiones, hasta memorable, pese a que no logre sobresalir dentro de este nuevo género.

Como ya habréis adivinado con las referencias a Ávalon y Morgana, el cuento de Cereza presenta una visión diferente del mito del Rey Arturo, lo mismo que hace la serie principal con la eterna batalla entre ángeles y demonios, divinidades, Creadores, etc. No voy a revelar nada de lo que ocurre en el juego, pero sí diré que consigue funcionar como historia de origen para saber más sobre el personaje de la bruja que todos conocemos y apreciamos. Opta naturalmente por un relato más directo, frente a los saltos en el tiempo y las tramas enrevesadas de la trilogía original. Dicho esto, el juego esconde varios giros buenos bajo la manga y disfruté las diferencias y el choque de egos de Cereza y Cheshire. Hablando de giros, la interpretación de los feéricos en este juego es una de las más fascinantes y retorcidas que he visto jamás.

Publicidad:
Bayonetta Origins: Cereza and the Lost DemonBayonetta Origins: Cereza and the Lost Demon

El bosque de Ávalon genera una gran sensación de desorientación y, conforme te vas adentrando en él, te sientes más perdido y acechado. Esto es bueno y malo al mismo tiempo, porque el mapa parece dibujado deliberadamente de una forma poco clara, algo confusa (más aún si hablamos de una verticalidad, por lo demás, decente), para llevarte a explorar personalmente cada rincón del entorno natural y orgánico en busca de secretos, tesoros y mejoras. Los hechizos de Cereza y los poderes de Cheshire abren nuevos caminos y a veces se pueden usar en tándem en las secciones con plataformas. Esta combinación suele funcionar, exceptuando algunos errores menores de detección (que también surgieron en los combates).

Según mi experiencia, la exploración es lo bastante buena siempre que vayas por el camino principal y cojas los desvíos más obvios, pero puede parecer un poco injusta o incluso aburrida cuando quieres completar el juego en su totalidad antes y después de los créditos. En esos casos, el juego te obliga a realizar largas caminatas a la vieja usanza, en lugar de ponértelo más fácil y rápido con atajos (pese a que se abre la opción de viaje rápido a mitad de partida).

Sin embargo, el diseño de niveles es muy bueno en general y se podría decir lo mismo acerca de muchos de los puzles. Tanto es así, que me hubiera encantado que más Tír na nÓg (las fases encantadas que hay que resolver para limpiar el mapa) se centrasen en puzles en vez de en combate, ya que algunos me dejaron el mejor regusto Zelda, pero con el enfoque peculiar de dos palancas de este juego.

Bayonetta Origins: Cereza and the Lost DemonBayonetta Origins: Cereza and the Lost DemonBayonetta Origins: Cereza and the Lost Demon

La mayoría de estas zonas están centradas en el combate. Aunque comienza de forma tan lenta como todas las demás mecánicas, el sistema de combate acaba resultando diverso y entretenido a la larga, tanto dentro de los Tír na nÓg como durante los muchos encuentros repentinos que tienen lugar en el bosque. Si buscas reflejos rápidos y poder mover al personaje velozmente por el escenario para dar palizas a criaturas gigantes, mejor vuelve a la trilogía original, ya que en este tendrás que ir aprendiendo poco a poco a mantener un ojo en la niña y otro en el demonio, literalmente. Con la bruja lanzas hechizos a los enemigos (principalmente para atarlos con bridas) y usas pociones, y con el demonio les haces daño utilizando sus feroces mordeduras y zarpazos, o eligiendo los ataques y habilidades elementales apropiados.

Conforme va avanzando el juego, tanto Cereza como Cheshire se vuelven más fuertes gracias a un precioso árbol de habilidades al que van creciendo más ramas. El vínculo entre los personajes hace que su combinación sea realmente poderosa. Por mucho que nos guste Cereza (y esta nueva versión de diez años que nos presenta esta entrega), Cheshire causa sensación tanto en lo relativo a la historia como a la dinámica de juego. Su movimiento y los increíbles poderes elementales y diferentes transformaciones de este gato de peluche gruñón precariamente cosido son fantásticos. Te costará escoger a tu Cheshire favorito entre sus formas Vegetal, Piedra, Agua y Fuego.

En definitiva, terminé más del 80% del juego después de unas 20 horas, habiendo dedicado unas pocas a tratar de completarlo (sin mucho resultado) antes de las batallas finales. Las cuales, por cierto, son muy buenas y hasta cierto punto ingeniosas. Además, hay mucho fanservice hacia el final para los fans de Bayonetta, no solo en la historia sino también en la forma de jugar. También es necesario añadir que este título no resulta nada difícil para un fan de la serie o del género de acción hasta las últimas páginas del cuento, y que presenta muy buenas opciones de accesibilidad para ponérselo más fácil a los aprendices. Y aunque insisto en que no es el mejor juego para completistas y quería dejarlo en cuanto lo acabé, al fin y al cabo se trata de un metroidvania y ahora casi lo he terminado en su totalidad (no puedo evitarlo).

Bayonetta Origins: Cereza and the Lost DemonBayonetta Origins: Cereza and the Lost DemonBayonetta Origins: Cereza and the Lost Demon

Al final, lo que parecía un metroidvania indie bastante corriente y lento me acabó hechizando al combinar un cuento de hadas espeluznante con algunas ideas originales, todo bajo un acabado visual espléndido. Este concepto tan peculiar hace que sea una historia de origen muy personal para el Team Lost Faeries, pese a sus diferentes fuentes de inspiración (y eso que ni siquiera he mencionado a su propio Okami). Es un cuento que merece la pena jugar por méritos propios.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Enfoque original tanto para el género como para la serie. Funciona como una buena precuela para el universo. Estilo artístico precioso. Cheshire es diabólicamente adorable. Música absolutamente fantástica. Gran localización a castellano.
-
Podría tener más Tír na nÓg basados en puzles. No es el metroidvania más apropiado para quien quiera completarlo al 100%. El combate puede resultar repetitivo. Algunos errores de detección.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido