Español
Gamereactor
críticas de cine
Barbie

Barbie

Barbie, el proyecto de Greta Gerwig, esconde mucho más de lo que parece. Analizamos el rival más duro de Oppenheimer en las carteleras.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

¿Qué pasa cuando un juguete empieza a pensar en la muerte? Los mismos cineastas indies detrás de Lady Bird y Una historia de Brooklyn se han encargado de contar la historia de Barbie, pero no de la forma en la que estás pensando. Esta Barbie emprende un viaje a nuestra realidad que cambiará su vida para siempre, con el objetivo de encontrar a la chica que le ha otorgado su ansiedad por la muerte. Esto le lleva no solo a descubrir algunas de las verdades agridulces sobre el mundo de los humanos, sino que también le sirve para darse cuenta de que es mucho más de lo que se pretendía que fuera cuando fue creada. ¡Yupi!

No es que mantenga una relación especialmente estrecha con las muñecas de Mattel más allá de las veces que le arranqué el pelo a las de mis hermanas y las tiré por la ventana cuando era un crío revoltoso. Tampoco es que las odiara, es que simplemente simbolizaban lo que a casi todos los chicos de la época teníamos alergia: la moda, el maquillaje, las noches de chicas y los ponis. No obstante, Barbie es mucho más que eso en la interpretación de Greta Gerwig: Barbie es una revolución en la industria del juguete, la esencia de esos días placenteros de la infancia, un símbolo feminista de color rosa shocking que viene en todos los sabores y tamaños culturales, una idea de belleza irreal que va más allá de este mundo y que las niñas luchan por alcanzar. Es la perfección. Es un defecto. Es Barbie.

Barbie

En el mundo de Barbie dirigido por Greta Gerwig, Barbie es un poco de todo: es una especie de La LEGO Película llena de color para adultos, una metacomedia peculiar con elementos de musical, una historia con una gran carga política sobre la eterna lucha contra el patriarcado, un viaje existencial sobre cómo encontrar tu verdadero yo en un mundo confuso. Gerwig ha llevado la marca a su propio terreno que, si bien es cierto que ofrece una perspectiva interesante dentro de un gran conjunto de películas recientes no muy originales, está algo sobrecargada y no consigue siempre cohesionar todos los elementos de la cinta. A pesar de todo, incluidos sus defectos, no deja de ser una obra muy divertida.

Publicidad:

Margot Robbie hace un gran trabajo como la típica Barbie que intenta encontrarse a sí misma después de darse cuenta de que no puede llevar la vida perfecta de una Barbie. Hay muchas escenas íntimas en las que Barbie experimenta las dificultades de la vida real, lo que viene a ser lo más destacado de la película. Sin embargo, Ryan Gosling es el centro de todas las miradas gracias a su divertidísima interpretación de Ken, un muñeco rubio de bote que está empeñado en hacerse con el corazón de Barbie por más que ella lo haya rechazado multitud de veces. Su absurda transición de chico moñas de playa a tontolaba es, sin duda, lo más gracioso de toda la película.

Sin embargo, cuando Gosling no brilla por su presencia, la película decae por sus muchos intentos de humor, sobre todo cuando algunos momentos serios se hacían de menos por el chiste barato de turno. El énfasis en el realismo es divertido, aunque algo desigual. Por ejemplo, el viaje de LSD al estilo Dr. Seuss funciona muy bien al principio, con el diseño de producción y fotografía colaborando a la perfección. No obstante, una vez que Barbie llega a nuestra realidad deprimente, el contraste choca por la sede de Mattel, que por algún motivo es tan loco como el mundo de Barbie. Will Ferrell, director ejecutivo de Mattel, se convierte rápidamente en un payaso pesado cuya integración en la película es más rara que divertida. Podrían haberse eliminado muchas escenas.

Barbie

También hay una historia secundaria entre una madre y su descastada hija adolescente que se diluye por momentos, ya que es fácil perder la pista de su hilo emocional cuando el argumento se alarga demasiado y que se queda un poco flojo en un final de película tan cargado. Barbie es tan festiva como crítica con la importancia de la muñeca, pero también recoge por el camino algunos de los míticos estereotipos. He de decir que agradezco el tono poco convencional que Gerwig ha buscado aquí. Podría haber tomado el camino fácil y hacer un anuncio tradicional para Mattel (que no deja de serlo), pero todo lo que trata sobre los roles de género y la cultura empresarial le da un color especial a la película.

Publicidad:

En definitiva, Barbie es una metacomedia desigual pero entretenida que no teme tomar direcciones inauditas, como crear un conflicto político en el mundo de los juguetes entre Barbies y Kens, pero es algo torpe en su modo de predicarlo. Hay un sinfín de ideas que compiten por hacerse un hueco, lo que provoca que multitud de personajes acaben olvidados. Eso sí, hay un estímulo detrás del viaje existencial de Barbie que la convierte en mucho más que plástico rosa y peinados brillantes.

HQ
06 Gamereactor España
6 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido