Español
Gamereactor
análisis
Avatar: Frontiers of Pandora

Análisis de Avatar: Frontiers of Pandora

La interpretación de Massive de la millonaria serie de ciencia ficción de James Cameron por fin ha llegado pero, ¿se atreve a adentrarse en terreno inexplorado como esperamos del estudio o es un 'llanto lejano' de su seña de identidad?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Avatar no se parece a ninguna otra cosa en el mundo del entretenimiento. A pesar de que sólo hay dos películas de material original para concebir el universo, parece que todo el mundo conoce, reconoce y adora la serie de ciencia ficción de James Cameron. Esto también genera cierta expectación en torno a la franquicia que va más allá de cualquier otro medio creativo. Para ser la primera y la tercera película más taquillera de todos los tiempos, la gente espera grandes cosas del mundo de Avatar. Por eso, cuando se anunció que Ubisoft Massive y Lightstorm Entertainment, de Cameron, estaban trabajando juntas en un videojuego de gran presupuesto y completamente único ambientado en el universo de Avatar, la gente no tardó en empezar a hacerse ilusiones y a crear expectativas en torno a este juego.

Pero Ubisoft hizo algo que pocos habrían esperado. El sello francés apenas mostró el juego hasta prácticamente este año. Ni que decir tiene que muchos se preguntaron por qué. E incluso se inquietaron. Pero al ver el juego y probarlo nosotros mismos, descubrimos que probablemente se deba a las conexiones y similitudes que Avatar: Frontiers of Pandora comparte con Far Cry, una serie de juegos de mundo abierto de la que la gente se está empezando a cansar debido a su formato predecible y muy conservador. La gran pregunta es, por supuesto, si el maravilloso mundo de Pandora hace lo suficiente para elevar el planteamiento de Far Cry, por lo demás demasiado familiar.

HQ

Avatar: Fronteras de Pandora lleva a los jugadores a una parte completamente nueva de la luna alienígena. Ambientado en la Frontera Occidental, el juego consiste en redescubrir tus raíces Na'vi, a través de un viaje como un joven guerrero que pasó su infancia atrapado y siendo entrenado por la facción humana invasora RDA para, en última instancia, ser utilizado como arma contra la población indígena de Pandora. Se trata de la misma historia que la película de Avatar original, con la diferencia de que el protagonista no es un humano en el cuerpo de un Avatar, sino un auténtico Na'vi que ha sido aislado y apartado de su propio mundo y herencia.

Publicidad:

El argumento funciona, pero no es precisamente el motor principal del juego. Sigues los acontecimientos que te llevan a través de los tres biomas principales de la Frontera Occidental para conocer a diferentes clanes y guerreros Na'vi, todo ello mientras trabajas con humanos "buenos" para proteger el planeta de los esfuerzos destructivos de la RDA. Es una narrativa que encaja sin problemas, pero que nunca se atreve a sorprender. Más bien, el juego espera que tu exploración y experiencia en el mundo abierto de Pandora sea el principal factor de asombro.

En el pasado, cuando pude ver algo del juego en acción en verano, describí Frontiers of Pandora como una mezcla de Mirror's Edge y Far Cry. Desde el punto de vista de la jugabilidad, no me equivoco. Pero esta opinión generalizada no debería restarle mérito a lo bien que se juega. Pandora es un mundo grande con mucha verticalidad, y el sistema de escalada y movimiento está increíblemente bien diseñado y te permite tratar el mundo como un gran patio de recreo. El combate, por otro lado, consiste en utilizar tu configuración de guerrero de dos mundos para superar las amenazas. Entre las armas Na'vi tradicionales, ideales para ataques más precisos y sigilosos, y las armas de fuego RDA y los explosivos para cuando las cosas se ponen feas, el combate es sorprendentemente profundo y desafiante.

Frontiers of Pandora puede parecer un juego de Far Cry, pero en la práctica no lo es. No se trata de un título en el que puedas correr y disparar y reventar todos los problemas. Si lo intentas, morirás. Este juego te pide que te apoyes en las habilidades y destrezas del guerrero Na'vi para escabullirte, derribar silenciosamente e incluso usar la tecnología RDA para piratear sistemas y superar amenazas. Con un montón de árboles de habilidades repletos de ventajas que mejoran aún más los distintos elementos de tu Na'vi, puedes crear un estilo de juego que se adapte a tu forma de afrontar la aventura.

Avatar: Frontiers of PandoraAvatar: Frontiers of Pandora
Publicidad:
Avatar: Frontiers of PandoraAvatar: Frontiers of Pandora

Pero hay un problema. Y es que, si bien la dinámica básica y sus fundamentos funcionan, el diseño de las misiones y las actividades en mundo abierto son de lo más Ubisoft. Lo que quiero decir es que tendrás que viajar por el amplio mundo abierto para cerrar las bases de la RDA (que a menudo son calcos unas de otras) e interactuar con un montón de objetos coleccionables. Algunos de ellos mejorarán marginalmente tu salud de forma permanente, mientras que otros forman parte de misiones de recolección, o podrían estar relacionados con ayudar a limpiar el entorno, o incluso con adquirir puntos de habilidad adicionales. La cuestión es que, tras unas cuantas horas explorando el mundo, el encanto de viajar entre los marcadores del mapamundi desaparece, y en su lugar te quedas sin saber cómo emplear tu tiempo más allá de seguir la línea de misiones principal. Por supuesto, hay misiones secundarias que explorar, pero no esperes que te sorprendan las historias secundarias. Suelen ser bastante básicas y sirven simplemente para reforzar la duración del juego.

Pero la cuestión es que, a pesar de un diseño de juego bastante elemental que a menudo se apoya demasiado en los tropos conocidos de mundo abierto de Ubisoft y en una exploración que depende de la habilidad del jugador y de su deseo de alejarse de los caminos trillados, Frontiers of Pandora consigue capturar esa sensación de asombro y maravilla que siempre ha logrado sobresalir en esta franquicia. Aunque sólo hay dos películas de base en las que inspirarse, Pandora resulta reconocible y acogedora al instante. Ese primer momento en el que sales al mundo abierto y respiras el aire fresco de Pandora, o cuando llegas por primera vez a un nuevo bioma importante que te hace darte cuenta de lo única y variada que es esta luna alienígena, es una experiencia y una emoción tan Avatar como puede llegar a serlo. El enorme esfuerzo de Massive, valga la redundancia, por hacer que este mundo parezca vivo, vibrante y único no puede pasar desapercibido. Frontiers of Pandora es un mundo abierto que no se parece a nada que haya visto antes en un videojuego, y así empecé esta crítica hablando de la franquicia. Sin duda, el diseño de las misiones y las actividades podría haber agradecido más tiempo en el horno o más manos creativas detrás de ellas, pero nada de esto desmerece el hecho de que Pandora desconcierta, aturde, inspira y te llena de esa misma sensación de asombro infantil que todos experimentamos por primera vez cuando Avatar se estrenó en los cines en 2009. Además, es un mundo enorme, así que no te quedarás sin nada que hacer.

Las emociones nostálgicas se refuerzan cuando toda la experiencia Avatar entra en acción. Cuando estás escalando montañas flotantes para estrechar lazos con tu Ikran y empieza a sonar la música tribal y atmosférica, es magistral y sobrecogedora. Cuando llegas a las llanuras y la densa jungla se sustituye por grandes campos abiertos y exuberantes donde el viento azota tu pelo y agita la hierba verde, los intrincados detalles del entorno más amplio son los que hacen de Frontiers of Pandora un juego tan extraordinario. Pero hay que decir que este es el marco que Cameron estableció en las dos películas, así que estas emociones no son precisamente exclusivas. Ver cómo las plantas Helicoradian se retraen cuando te acercas, observar a los Fan Lizards flotar delicadamente por el aire, todo es muy emocionante de experimentar en primera persona, pero si has visto la película original, ya habrás procesado de antemano todas estas escenas mágicas junto a Jake Sully.

Avatar: Frontiers of PandoraAvatar: Frontiers of PandoraAvatar: Frontiers of Pandora
HQ

Hay muchas más cosas buenas que malas en este juego. Deslizarse por las nubes en un Ikran, abatir criaturas enormes con la mayor humanidad y rapidez posibles, romper y destrozar tecnología RDA de tamaño descomunal. Todo es auténtica y genuinamente Avatar, y Massive no ha fallado en este aspecto. Sin embargo, hay otras partes más allá del diseño de las misiones y las actividades de mundo abierto que no encajan del todo. No entiendo por qué este juego necesitaba un sistema de 'looteo' por niveles. No entiendo por qué el equipo, los objetos y los recursos tienen que tener un factor de rareza, porque parece que sólo está presente para que Massive pueda obligarte a cazar la versión perfecta de una fruta o la piel de un animal que necesitas para fabricar la versión exquisita de esa pieza de armadura que has estado buscando. Si a esto le unimos un sigilo que funciona mal cada dos por tres (si fallas una flecha a 100 metros de distancia, el RDA sabrá al instante dónde estás, de alguna manera...), y los problemas de rendimiento (menos de los esperados, eso sí), que giran en torno a la aparición de texturas y objetos y la desaparición de los modelos de los personajes, obtenemos un juego que se sustenta en un diseño del mundo y un sistema de juego realmente notables, pero que se ve frenado por casi todos los demás factores.

Avatar: Frontiers of Pandora tiene mucho a su favor, y el juego debería respetarse y celebrarse sólo por eso. Si adoras o simplemente disfrutas con el mundo de ciencia ficción de Cameron, disfrutarás sin duda el tiempo que pases en este título de acción y aventuras. Pero, si esperabas ver brillar el impacto y el talento de Massive como estudio, introduciendo mecánicas y sistemas nuevos, únicos y que cambian el juego a futuro, te llevarás una gran decepción. Avatar: Frontiers of Pandora es un juego divertido y muy, muy bonito, que presta una gran atención al detalle en cómo representa su mundo, pero más allá de eso, puede resultar un poco hueco.

HQ
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Pandora es asombrosa y se ha diseñado con todo lujo de detalles. La dinámica de juego central está muy bien hecha. Brillante banda sonora. Muchas formas de pasar el rato. El combate es profundo y variado.
-
Las actividades de mundo abierto dejan mucho que desear. El diseño de misiones es plano. Algunos problemas de rendimiento. Inclusión forzada de un sistema de saqueo escalonado. Sigilo torpón.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Avatar: Frontiers of PandoraScore

Avatar: Frontiers of Pandora

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

La interpretación de Massive de la millonaria serie de ciencia ficción de James Cameron por fin ha llegado pero, ¿se atreve a adentrarse en terreno inexplorado como esperamos del estudio o es un 'llanto lejano' de su seña de identidad?



Cargando más contenido