Español
Gamereactor
análisis
Atomic Heart

Análisis de Atomic Heart - Annihilation Instinct

Abusado por un pato parlante y haciendo recados para una IA siempre cachonda: Annihilation Instinct es tan extraño como el juego original, pero ¿es también igual de bueno?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El camarada mayor Nechayev coge el Secateur, un cañón de riel sacado directamente de Doom, y lo alimenta con balas suficientes para abastecer a un pequeño ejército. "Ahora empieza la diversión", exclama, y eso está muy bien. Pero teniendo en cuenta que me he pasado la primera hora de este DLC de dos horas y media o tres escondiéndome entre los arbustos y golpeando de vez en cuando a robots asesinos en la cabeza con un arma cuerpo a cuerpo, ya es demasiado tarde. Ese es quizás el mayor problema de Annihilation Instinct, el primero de los cuatro DLC previstos para Atomic Heart: No siempre juega con sus puntos fuertes.

Atomic Heart
Atomic HeartAtomic Heart

La expansión tiene lugar en una nueva zona llamada Complejo Mendeleev, y la trama se reanuda justo después del final del juego principal, con nuestro protagonista, el camarada mayor Nechayev, también conocido como P-3, despojado de sus armas y de su fiel aliado Charles, que nos proporcionó montones de habilidades pseudomágicas con las que jugar. Tras un comienzo bastante aburrido, las cosas empiezan a calentarse cuando nos encontramos con el científico Lebedev, que nos proporciona el ya mencionado Secateur y una nueva habilidad llamada Technostasis que nos permite congelar el tiempo. A cambio de estos regalos, Lebedev nos encarga encontrar ocho BEA-D únicos, robots cúbicos que, de alguna manera, devolverán la cordura a Nora (la IA cachonda dispensadora de armas del juego original) y levantarán el bloqueo que afecta al complejo científico y sus alrededores.

Publicidad:

El nuevo poder y las nuevas armas son necesarios, ya que Annihilation Instinct es duro como el acero. En un momento dado, al entrar en una gran zona, me encontré con un Plyusch, uno de los enemigos más difíciles del juego principal, y se me encogió un poco el corazón. Pero antes de que comenzara el combate, se inició una escena que mostraba a la peligrosa criatura siendo despedazada por uno de los nuevos tipos de enemigos. Al menos el juego tiene la cortesía de avisarte.

Atomic Heart
La trama gira en torno a la dispensadora de armas cachonda, Nora, pero es bastante difícil de seguir.

El primero es un muñeco asesino que puede ejecutar una mortal danza de artes marciales e incluso arrancarse las extremidades, dejando su cuerpo central bastante expuesto si consigues esquivar sus manos y pies que vuelan y cortan como cuchillas de afeitar. Al principio, estos enemigos son duros, pero no son nada comparados con los de BEA-D. Por sí solas, estas pequeñas bolas flotantes no son tan peligrosas, pero cuando se unen, se convierten en un verdadero dolor de cabeza que, la mayoría de las veces, se cura cortándotela.

Por suerte, tus nuevas armas te dan una oportunidad de luchar. La Secateur tiene capacidad para cien balas en un solo cargador (e incluso más si la mejoras) y, por si esta potencia de fuego no fuera suficiente, también puede usar energía, disparando un láser horizontal que destroza a los enemigos robóticos y es absolutamente esencial para separar a los BEA-D enlazados. Aunque el Klusha, una especie de híbrido de pala y arpón, no es tan versátil, puede infligir mucho daño cuando se combina con la habilidad Tecnostasis.

Publicidad:
Atomic HeartAtomic Heart

Como ya se ha mencionado, el combate es incluso más duro que en el juego principal, pero por desgracia no siempre parece justo. Muchas zonas están mal diseñadas, con multitud de obstáculos que no proporcionan ninguna cobertura, pero en las que es fácil quedarse atascado cuando intentas escapar rápidamente con tu movimiento de huida. Además, los enemigos se amontonaban y la mayoría de las veces acababa muriendo, no porque no supiera leer o reaccionar a su patrón de ataque, sino simplemente porque me rodeaban y me inmovilizaban contra una pared o un obstáculo del entorno. Esto, combinado con un sistema de guardado automático poco fiable, resulta bastante frustrante, y de hecho tuve que bajar la dificultad para asegurarme de no destrozar el mando.

Por desgracia, el combate no es la única carencia de este DLC. Aunque el juego tiene lugar inmediatamente después del final del juego principal, lo más probable es que te hagas con Annihilation Instinct después de haberte pasado Atomic Heart en febrero o marzo. Esto hace que la historia, ya de por sí complicada, sea difícil de seguir. Y lo que es peor, el juego hace un mal trabajo a la hora de recordarte los controles y las mecánicas básicas, a pesar de que no pierde tiempo en meterte de lleno en la acción.

Atomic Heart
¡Dile hola a mi amiguito!

Por supuesto, el principal argumento de Atomic Heart no era la historia en sí, sino la ambientación. La visión tecno-utópica de la Unión Soviética cobraba vida con maestría, pero por desgracia este aspecto desempeña un papel mucho menor en Annihilation Instinct. El complejo subterráneo infestado de robots y los pantanos circundantes siguen siendo hermosos y contienen muchos detalles bien hechos, pero parece mucho menos emocionante sin todos los recuerdos soviéticos esparcidos por ahí. Y aunque la banda sonora vuelve a acompañar la trepidante batalla de forma eficaz, la música clásica y las melodías de rock pesado no tocan la misma fibra sensible que las melodías de la época de la URSS del juego principal. Al menos, el juego sigue teniendo un tono extraño, con P-3 acosado constantemente por un pato parlante, y los robots discapacitados esparcidos de forma a veces divertida, a veces lasciva.

Annihilation Instinct me dejó sentimientos encontrados. En muchos sentidos, la experiencia está menos pulida que en el juego principal, pero, por otro lado, obtienes una cantidad decente de contenido por tus 10 euros, y el DLC proporciona una sólida configuración para futuras aventuras en el singular mundo de Atomic Heart. Si las próximas expansiones siguen añadiendo capas al combate y consiguen solucionar algunas de las frustraciones de diseño, el Pase de Temporada del juego podría acabar siendo tan absorbente como la experiencia original.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
Emocionantes armas y enemigos nuevos. Poco reciclaje del juego principal.
-
Las arenas de combate vuelven a estar mal diseñadas. Mal trabajo de bienvenida. Falta ese aroma especial de la URSS.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Atomic Heart - Annihilation InstinctScore

Atomic Heart - Annihilation Instinct

ANÁLISIS. Autor: Jakob Hansen

Abusado por un pato parlante y haciendo recados para una IA siempre cachonda: Annihilation Instinct es tan extraño como el juego original, pero ¿es también igual de bueno?

0
Atomic HeartScore

Atomic Heart

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Mundfish se atreve con un juego al estilo de BioShock con este título de acción ambientado en una Unión Soviética alternativa.



Cargando más contenido