Español
Gamereactor
críticas de cine
Asteroid City

Asteroid City

Ir a una feria de ciencias en mitad del desierto no es lo que más me apetece hacer en mis vacaciones, pero con el encanto de Wes Anderson podría soportar el calor.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cada vez que entras al cine y te sientas en tu butaca para ver una película de Wes Anderson sabes lo que te espera. A pesar de que esas películas horribles generadas por inteligencia artificial al «estilo Wes Anderson» son versiones simplonas de las mismas, tienen algo de verdad en cuanto al hecho de que los trabajos de Anderson son conocidos por sobresalir entre la mayoría de las películas de hoy en día. A pesar de haber otros directores conocidos por sus estilos diferenciados, la filmografía de Anderson destaca entre las demás por su uso del color, diálogos peculiares y características tan diferentes que hacen que sus películas sean lo que son gracias a ello.

Asteroid City ofrece todo eso y más, enviándonos a la ciudad del mismo nombre justo a tiempo para ver los resultados de la que parece ser la feria de ciencias más loca de Estados Unidos. Un rayo de la muerte, una mochila propulsora y otros dispositivos increíbles creados por chicos en plena adolescencia en los años 50. Sin embargo, Asteroid City se centra en mucho más que esto. Es la razón por la que nuestros personajes se reúnen, pero lo que les une a lo largo de la película va más allá. El sufrimiento, el amor y, por supuesto, el ovni que llega al principio sirven para dar forma a esta comunidad tan rara cuyo origen se debe más a las circunstancias que a otra cosa.

Asteroid City

Puede que en el reparto de la película no aparezca ningún actor de renombre, pero nuestros protagonistas, Jason Schwartzman y Scarlett Johansson, ofrecen grandísimas actuaciones. Especialmente Schwartzman, quien se muestra cautivador ante la cámara como nunca antes lo había hecho, ofreciendo a la película una figura protagonista tan distante como legible, un personaje que puede llegar a confundirte pero que no deja de ser muy real e incluso simpático. Anderson hace, como ya nos tiene acostumbrados, un gran uso de su reparto, con numerosos personajes secundarios que funcionan bastante bien juntos. Te quedas con las ganas de saber más sobre cada uno de ellos en lugar de tener la sensación de que Asteroid City esté demasiado poblada. El gerente del motel, interpretado por Steve Carrell, es uno de mis favoritos.

Publicidad:

El uso del color de Anderson en Asteroid City otorga a la falsa ciudad en miniatura un ambiente vibrante y animado que contrasta a la perfección con el árido paisaje desértico. Desde la ropa de los personajes hasta la escenografía, todo nos transporta a un mundo mucho más luminoso y esperanzador que el nuestro. Asteroid City se presenta como una película ligera casi en su totalidad a pesar de tener asuntos algo más serios, como la muerte de la mujer del personaje que interpreta Schartzman, algo que evita contar a sus hijos casi como si tampoco quisiera informar a los espectadores con el fin de regalarles un viaje por el desierto que, salvo por eso, es bastante alegre. La comedia que caracteriza a las obras de Anderson brilla con luz propia en Asteroid City, con una sala de cine abarrotada de gente riendo cada pocos minutos.

Asteroid City

Si quieres verte Asteroid City sin saber absolutamente nada, te recomiendo que dejes de leer aquí esta reseña. Asteroid City es una de las mejores películas de Anderson, con el director asumiendo nuevos y atrevidos retos a la vez que mantiene una gran calidad durante toda la obra. Sin embargo, para hablar de la película en su totalidad, es necesario destripar un poco la película. Avisado quedas.

Asteroid City no es lo que estaba esperando. Como puede verse en el primer minuto, es la historia de una obra de teatro llamada Asteroid City, que podemos ver en su totalidad con cambios puntuales en blanco y negro, en la que se nos cuenta más sobre el trasfondo de la obra, sus creadores y los actores que interpretan a los personajes que vemos en pantalla. Aunque al principio resulta algo chocante, lo cierto es que se integra perfectamente en la historia de Asteroid City que, en realidad, no trata ni de la feria de ciencias ni del alienígena. Al abandonar nuestro vibrante mundo colorido de vez en cuando, Anderson puede abordar mejor los temas en los que se quiere centrar, algo que consigue con éxito. En una escena concreta al final de la película, podemos ver cómo el personaje de Schwartzman se sale de la obra en busca de conocer el significado de su personaje y de lo que rodea a Asteroid City. No voy a desvelar el desenlace, pero he de decir que solo por esa escena mereció la pena lo que pagué por ver la película.

Publicidad:

Asteroid City hace que tengas más preguntas al salir del cine de las que tenías al entrar. Es una película que te invita a conversar después de verla, al contrario de tantas películas de las que te olvidas en el preciso instante en el que te levantas de la butaca. Tuve alguna que otra dificultad a la hora de seguirle el ritmo ya que, debido al formato de obra teatral, tuvimos una pequeña introducción que precedía a cada grupo de escenas nuevas, lo que estropea en cierto modo la experiencia y hace que la estructura de la película sea bastante predecible. Sin embargo, Asteroid City es, en su conjunto, una demostración de que Wes Anderson es capaz de seguir dando grandes pasos hacia adelante, incluso sin tratarse de su mejor trabajo.

Asteroid City
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Asteroid City

Asteroid City

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Alex Hopley

Ir a una feria de ciencias en mitad del desierto no es lo que más me apetece hacer en mis vacaciones, pero con el encanto de Wes Anderson podría soportar el calor.



Cargando más contenido