Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del Samsung Galaxy Z Fold 5

Hemos probado el último smartphone plegable de Samsung.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

"Conoce el móvil que tiene una pantalla tan grande que parece un cine privado. Es a la vez una emocionante consola de videojuegos y una multipantalla perfecta para la multitarea y el trabajo. Además de una potente cámara de gama alta. Y todo esto se puede plegar fácilmente y llevar en el bolsillo".

Así describe la propia Samsung su Galaxy Z Fold 5 y en mi opinión es una verdad a medias. Es absolutamente una pantalla grande y flamante con la que es un sueño jugar y trabajar, pero no estoy en absoluto de acuerdo con que sea fácil de llevar en el bolsillo. Más bien, ha sido un gran reto encontrar una forma adecuada de llevar el teléfono, tanto que acabé decidiendo guardarlo exclusivamente en la bolsa del portátil cuando viajo.

A diferencia del Samsung Galaxy Z Flip 5 (análisis), que se puede llevar prácticamente en cualquier sitio, el Fold me ha impresionado sobre todo en casa. Por supuesto, se trata de dos smartphones completamente diferentes, aunque ambos son plegables, y están dirigidos a dos grupos de usuarios completamente distintos. Mientras que el Flip atrae a un público joven que se desplaza constantemente y no puede estar sin su móvil ni un solo minuto al día, el Fold es más un caballo de batalla, perfecto para la multitarea. Es cierto que funciona perfectamente tanto para ver películas como para jugar, pero al mismo tiempo me resulta difícil justificar un gasto cercano a los 2.000 € para ese fin. Si perteneces a ese grupo, probablemente sea mejor que inviertas en una tableta. No, sigo viendo el Fold como un teléfono de trabajo en primer lugar, que también era el propósito desde el principio cuando se lanzó en 2018.

Samsung Galaxy Z Fold 5Samsung Galaxy Z Fold 5
Puedes navegar por tu revista de videojuegos favorita tanto en modo Flex como a pantalla completa. En ambos casos se ve fabuloso.

El Samsung Galaxy Z Fold 5 es una pieza sólida, tanto plegado como en modo de pantalla completa. No es solo que pese 253 gramos, sino también cómo se distribuye ese peso. Cuando el dispositivo está doblado, se siente sobre todo torpe y francamente incómodo de sostener durante largos períodos, y cuando está desplegado, se vuelve difícil de manejar de una manera completamente diferente, ya que requiere un agarre con las dos manos. Sin embargo, esto es algo con lo que tienes que vivir cuando se trata de este tipo de teléfonos y, como he dicho, es más flexible que sus predecesores y no solo eso, en realidad también es más ligero y más delgado que el Google Pixel o el Vivo X Fold 2.

Publicidad:

Sin embargo, si se pasa de los modelos anteriores de la serie, la quinta generación se ha vuelto tanto más ligera como más delgada. Esto es en gran parte gracias a la nueva bisagra, Flex Hinge, que también se encuentra en el Galaxy Z Flip 5. Una nueva tecnología que permite que el teléfono se cierre completamente en posición plegada. Anteriormente, siempre ha quedado un pequeño espacio entre las pantallas, pero ahora esto ha desaparecido. Al igual que su teléfono hermano pequeño, el Samsung Galaxy Z Fold 5 cuenta con la certificación IPX8. Es decir, es resistente al agua hasta límites razonables, pero carece de calificación para el polvo.

Samsung Galaxy Z Fold 5Samsung Galaxy Z Fold 5
Los juegos se pueden ver en la pantalla exterior o a full screen desplegado.

Puedo tener hasta tres ventanas abiertas al mismo tiempo, lo cual es realmente impresionante. Esto significa que he podido comprobar mis correos electrónicos mientras navegaba por Internet y estaba sentado en una reunión de vídeo al mismo tiempo. Con el accesorio S-Pen, también he podido tomar notas y, mientras lo hacía, navegar rápida y fácilmente por las aplicaciones de la barra de actividad de la parte inferior de la pantalla. Ahora hay doce aplicaciones y las cuatro más recientes siempre están ahí. Otra novedad es que puedo arrastrar y soltar contenido entre distintas aplicaciones. Por ejemplo, puedo descubrir un sujeto en una imagen y luego colocarlo en otro lugar, igual que se puede hacer en el iPhone XS y superiores.

En Flex Mode, es decir, con la mitad de la pantalla plegada, también puedo convertir mi Samsung Galaxy Z Fold 5 en un centro de entretenimiento. Si aprovecho al máximo la pantalla Super AMOLED y veo una película, esta se muestra en la mitad superior mientras que la mitad inferior actúa como centro de control, donde puedo reproducir, pausar, adelantar, etcétera. Incluso dispongo de un trackpad que resulta especialmente útil si decido navegar por Internet en Flex Mode. Sin embargo, si quiero jugar a un juego, elijo el modo de pantalla completa y disfruto de toda la pantalla de 7,6 pulgadas con una resolución de 2176 x 1812 y una frecuencia de refresco de 120 Hz. En modo cerrado, sigo teniendo 6,2 pulgadas completas en una pantalla OLED con 2316 x 904 píxeles y 120 Hz. Sin embargo, aquí no puedo utilizar el S-Pen, lo que es una pena, ya que se pierde gran parte de la flexibilidad del lápiz. Por ejemplo, no puedo escribir mis notas sin tener que abrir el teléfono en modo de pantalla completa ni navegar por las aplicaciones con la misma rapidez y facilidad, sino que tengo que usar los dedos en su lugar. Esto me parece una oportunidad perdida y espero que se solucione en el futuro. Es decir, la tecnología ya está ahí, así que no debería costar mucho esfuerzo implementarla en la pantalla exterior. Puede sonar como una cosa pequeña en el contexto, pero para mí es un detalle importante y es a menudo estos pequeños detalles de calidad de vida que en última instancia separan lo bueno de lo buenísimo.

Publicidad:
Samsung Galaxy Z Fold 5Samsung Galaxy Z Fold 5Samsung Galaxy Z Fold 5Samsung Galaxy Z Fold 5
Las fotografías son aceptables y con buena reproducción de color. Aquí tenéis un árbol desde abajo, una gasolinera con el zoom a tope, un muscle car a unos 50 metros y una ilustración proyectada en un Samsung Frame.

El Samsung Galaxy Z Fold 5 viene con triple cámara y no tiene nada de malo, pero teniendo en cuenta que estamos hablando de un móvil con un precio superior a los 1.500 €, no deja de ser un poco decepcionante. La lente principal trasera de 50 Megapíxeles con estabilización óptica de imagen ofrece imágenes buenas y absolutamente nítidas, pero está lejos de ser de clase mundial. El objetivo gran angular de 12 megapíxeles también está bien, sirve para capturar escenas de la naturaleza pero, de nuevo, no está ni de lejos entre las mejores cámaras de móvil del mercado. El teleobjetivo de 10 megapíxeles tiene el triple de zoom óptico y, al igual que las otras cámaras, rinde a un nivel claramente aceptable, pero lo cierto es que, en lo que a cámaras se refiere, no ha pasado gran cosa entre los últimos modelos del Fold. Sigue en el mismo sitio. La pantalla exterior es, al igual que en el Flip, excelente para sacar selfies y hay una cámara de 10 megapíxeles.

El Snapdragon 8 Gen 2 de Qualcomm tiene un rendimiento excelente y una gran eficiencia energética, lo que se ha traducido en una duración estable de la batería, sobre todo teniendo en cuenta las fantásticas pantallas que lleva el teléfono. Pero también es difícil de medir con exactitud, ya que depende mucho de cómo se utilice. Primero probé el "manejo mixto", es decir, algo de trabajo con llamadas, videoconferencias, administración y otras cosillas intercaladas con placer por la noche con una película, un episodio de una serie de TV y luego algunos juegos y conseguí pasar un día entero sin tener que enchufar ningún cable de alimentación. Cuando decidí usarlo sólo para jugar, sabía que también era de esperar, por supuesto, que se quedara sin batería más rápido, aunque el rendimiento tan exigente de los juegos actuales, también afecta a la duración de la batería.

Samsung Galaxy Z Fold 5Samsung Galaxy Z Fold 5
Como siempre, según el juego consume más o menos batería, pero la verdad es que el Samsung Galaxy Z Fold 5 es un 'pepino' que puede con casi todo.

No hay duda de que este es un teléfono muy capaz, bien construido y robusto y con un rendimiento impresionante y las pantallas están en el siguiente peldaño del mercado, pero al mismo tiempo me resulta difícil ver el amplio grupo objetivo para el Samsung Galaxy Z Fold 5. Por supuesto, como he dicho, es a la vez un potente paquete multimedia y un lugar de trabajo estable, pero por otro lado, ya tengo un ordenador de trabajo y en casa tengo tanto un sistema de cine como una consola de juegos.

Cuando viajo, un smartphone normal o, en algunos casos, una tableta suele ser suficiente, y supongo que no soy el único que piensa así o que tiene una configuración similar. En cierto modo, este tipo de teléfono mastodóntico parece un vestigio del pasado, con Nokia y Ericsson a la cabeza, pero entonces había pocas alternativas. Teníamos ordenadores de sobremesa y teléfonos fijos en el trabajo y dábamos la bienvenida a algo portátil que combinara las dos tecnologías. Ahora, como ya he dicho, me ha costado encontrar un uso realmente bueno para el Galaxy Fold que justifique su elevado precio, pero si perteneces al grupo al que van dirigidos los teléfonos móviles plegables verticalmente, probablemente no haya una alternativa mejor en el mercado ahora mismo.

07 Gamereactor España
7 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido