Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del Samsung Galaxy Z Flip 5

Måns ha echado un vistazo a los últimos móviles plegables de Samsung y el primero es el Galaxy Flip Z 5...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Los móviles plegables (o foldable smartphones) no se marcaron un éxito inmediato cuando se lanzaron hace unos años, aunque llevemos décadas hablando y soñando con teléfonos plegables. Después de todo, hay algo futurista en un teléfono que se puede plegar, incluso es un poco retrofuturista a lo Star Trek, pero al mismo tiempo, el sueño y la realidad son dos cosas completamente diferentes y lo experimentamos en 2018, cuando la china Royole lanzó el primer celular plegable del mundo, FlexPai. Aunque no llegó a nuestras costas, según informes unánimes dejaba mucho que desear con una construcción débil, un diseño torpe, un software pobre y una pésima duración de la batería. Pero no pasaron muchas semanas antes de que Samsung revelara su visión de futuro en un evento para desarrolladores. El concepto, conocido como Infinity Flex Display, atrajo las miradas del mundo de la tecnología hacia el gigante tecnológico coreano, que de la nada desveló un prototipo totalmente funcional, revelando un teléfono con una gran pantalla interior que podía doblarse por la mitad a modo de concha para revelar una pantalla secundaria en la parte frontal. En otras palabras, era el embrión de lo que más tarde se convertiría en la línea Galaxy Fold.

Samsung afirmó en su momento que estaría lista para empezar a producir en masa su Infinity Flex Display en "un par de meses", y aunque la compañía se atuvo a esa promesa, el proceso posterior no fue tan fluido como se esperaba, ya que resultó que el teléfono se rompía con demasiada facilidad. Las muestras de prueba enviadas a los medios de comunicación se vinieron abajo con regularidad y hubo que posponer la distribución durante seis meses hasta que se resolviera el problema. Avanzamos otros seis meses y nace el Samsung Galaxy Flip. Con un diseño inspirado en los antiguos teléfonos GSM que se "volteaban", donde Motorola fue uno de los primeros líderes de estilo con su StarTAC allá por 1996 y luego revolucionó el mercado con el Razr, con su aspecto notablemente delgado y a la moda. En este caso, Samsung ha encontrado la oportunidad de satisfacer una necesidad que ni siquiera sabíamos que teníamos y que ahora es más oportuna que nunca. Con su rápido procesador, batería de larga duración, pantalla de alta resolución y múltiples cámaras, combinados con un precio asequible, el Galaxy Flip se convirtió rápidamente en el favorito de los usuarios jóvenes y ahora hemos llegado a la quinta generación de teléfonos plegables y al que puede ser el teléfono plegable más elegante hasta la fecha.

Samsung Galaxy Z Flip 5

A primera vista, es casi imposible distinguir la diferencia entre el Flip 4 y el 5, pero pronto queda claro que destacan dos cambios en particular, la pantalla exterior y la "bisagra", o Flex Hinge como se denomina la tecnología. Esto significa simplemente que el teléfono se puede cerrar completamente. En modelos anteriores, siempre ha habido un pequeño espacio entre las pantallas cuando se doblan, pero ahora cosa del pasado. Esto hace que el teléfono sea ligeramente más delgado, pero sobre todo da la sensación de ser más robusto y seguro en su construcción. Ese hueco siempre ha venido acompañado de cierta preocupación por si algo afilado se colaba entre las pantallas y causaba problemas, porque aunque es innegable que la tecnología ha avanzado en lo que respecta a los teléfonos plegables, es algo que siempre me pregunto. ¿Hasta qué punto es frágil un teléfono plegable? ¿Cuántas veces puedo doblar el teléfono antes de que se rompa por la mitad y qué pasa si se cuela algún resto entre las pantallas? Algo que, naturalmente, nunca parece un problema cuando se trata de teléfonos "normales". Con Flex Hinge se siente un poco mejor, pero el pensamiento sigue ahí, todo el tiempo. ¿Cuánto durará? Y no sólo en lo que respecta al número de veces que se puede plegar, sino también a otras tensiones externas. Sin embargo, cuenta con la clasificación IPX8 para la humedad, por lo que puede soportar la lluvia, pero hasta ahora carece de clasificación para el polvo, por lo que sigue habiendo motivos de preocupación, aunque el riesgo resulta mucho menor ahora que ha desaparecido el hueco.

Sin embargo, la pantalla exterior, o Flex Window, es la mejor característica nueva, no sólo porque el tamaño de la pantalla ha aumentado significativamente a 3,4 pulgadas, sino también porque ahora tiene un propósito real y no es sólo un centro de notificaciones como antes. Ahora puedes usarlo activamente para tareas sencillas para las que antes tenías que desplegar el teléfono. Como controlar la música, rechazar o responder llamadas, consultar el tiempo, el calendario, la bolsa y enviar una breve respuesta a los mensajes. Con Samsung Good Lock instalado, también es posible añadir otras aplicaciones, como YouTube, Netflix y Google Maps, pero es importante tener en cuenta que no todas las aplicaciones funcionarán en el modo plegado. Sin embargo, ese no es el propósito. Desplazarse por el feed de Instagram o responder a largos correos electrónicos no es óptimo en la pequeña pantalla con una resolución claramente limitada de 720 x 748, pero entonces es el momento de desplegar el teléfono en modo de pantalla completa.

Publicidad:
Samsung Galaxy Z Flip 5

Sin embargo, para aquellos que quieran hacerse un selfie rápido o un selfie de grupo, está perfectamente bien, especialmente con la función Camera Controller del Galaxy Watch 6, con la que se puede acercar y alejar la imagen desde lejos, y también está claro que este es el público objetivo principal. La generación más joven que siempre está en movimiento y a la que le gusta expresarse. El Samsung Galaxy Z Flip 5 se puede diseñar exactamente como quieras y también hay un modo de diseñador en el que puedes cambiar la apariencia por completo con la ayuda de diferentes tarjetas de motivos, o tarjetas de colaboración en las que puedes conseguir, por ejemplo, un tema de Marvel, de Pringles o un gatito, si lo prefieres. Si quieres diseñar algo por tu cuenta y darle un toque completamente único a tu teléfono, también está bien. O al menos es posible en Corea del Sur, en sus tiendas. Si se puede hacer lo mismo en otros mercados o no, lo dejo en el aire, pero en cualquier caso, no faltan opciones y está garantizado que con el tiempo se unirán más socios porque, desde luego, es un excelente lugar de marketing para las empresas que quieren hacerse ver.

Samsung Galaxy Z Flip 5

También es en la posición plegada donde personalmente aprecio más el Samsung Galaxy Z Flip 5, porque en cuanto despliego el teléfono en modo de pantalla completa, inmediatamente se vuelve un poco menos divertido. En primer lugar, tengo que usar las dos manos, ya que hay mucha resistencia en las bisagras. Esto significa que paso del modo suave con una sola mano, en el que he podido manejarlo todo con rapidez y suavidad, a tener que agarrar el teléfono con ambos puños y desplegarlo. Además, tengo que desbloquear el teléfono cada vez, lo que se puede hacer de varias maneras; a saber: reconocimiento facial, huella dactilar, patrón o PIN. O una combinación. El lector de huellas dactilares, en particular, deja mucho que desear, ya que tiende a funcionar sólo esporádicamente, pero también se bloquea si accedo demasiadas veces con el dedo equivocado, lo que es realmente molesto. En cuanto he desbloqueado el teléfono y lo he desplegado en modo pantalla completa, es como cualquier otro móvil pero con peores prestaciones que la mayoría en el mismo rango de precio, pero con una pantalla AMOLED dinámica muy bonita de 120 Hz de 6,7 pulgadas y con 2640 x 1080 de resolución.

Publicidad:
Samsung Galaxy Z Flip 5

Sin embargo, si lo pongo en "modo L", o modo Flex, de repente se abre todo un abanico de posibilidades. Puedo ver películas en la parte superior de la pantalla y utilizar la inferior para controlar el reproductor. También puedo usar el teléfono para videollamadas del mismo modo. La cámara en la parte superior y el panel de control en la inferior. Las posibilidades son infinitas y aquí es donde reside el punto fuerte del Samsung Galaxy Z Flip 5, cuando se trata de contenido multimedia. Películas, música, fotos y vídeos. No es para el fotógrafo profesional, pero las fotos son decentes. Especialmente en el modo Flex, en el que se utilizan las dos cámaras de 12 megapíxeles. En cuanto al rendimiento, está bien. No es un monstruo, pero con un procesador Snapdragon 8 Gen 2, sigue siendo bastante más rápido y mejor que sus predecesores. El nivel de batería también es claramente aceptable. Con un uso normal, he conseguido algo más de dos días, pero cuando he intentado utilizarlo como fuente principal para todas las reproducciones, he hecho muchas fotos, he realizado videollamadas y he tenido toda la potencia en el modo de pantalla, la cosa ha sido completamente distinta, entonces he tenido que cargarlo esa misma tarde.

Un teléfono plegable no se adapta a todo el mundo, pero para los que buscan un modelo elegante y flexible que quepa fácilmente en el bolsillo o el bolso, el Samsung Galaxy Z Flip 5 es una opción excelente. Si además sabes que tus principales preferencias giran en torno al contenido multimedia, encaja aún mejor, ya que en el modo Flex casi se convierte en un pequeño televisor sobre la mesa. También es el teléfono selfie definitivo, ya que no sólo tiene la pantalla exterior que utiliza las dos cámaras principales, sino que además es maravillosamente discreto. Al plegarlo, puedes sostenerlo en la mano para que no sea tan obvio que te estás fotografiando a ti mismo. Un divertido truco para fiestas que no hay que subestimar.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Excelente para selfies, la pantalla exterior permite un uso fácil, formato compacto, muy buen panel.
-
Escasa compatibilidad con apps de terceros, no es resistente al polvo, lector de huellas problemático.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido