Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del altavoz portátil JBL Xtreme 3

JBL avanza en ingeniería, sonido y diseño, pero se deja por el camino un par de cosas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Si bien JBL by Harman lanzó su Xtreme 3 hace ya varios meses, no ha sido hasta ahora que he podido ponerlo a prueba y compararlo con sus dos predecesores. Seguro que para muchos os es útil esta reseña ahora que su disponibilidad se ha ampliado, su precio se puede encontrar un poco más ajustado... y se acerca la temporada alta de los regalos.

La tercera iteración de los altavoces portátiles Bluetooth de tamaño medio y alta resistencia a la intemperie de la marca mantiene las premisas que hicieron del original y de su sucesor unos auténticos superventas, unos referentes en ese mercado que JBL domina en sus distintas gamas y tamaños. En concreto hablamos de potencia considerable, calidad de sonido decente en interior y exterior, los graves descarados que son seña de identidad y una fabricación que da importancia a la portabilidad, a la utilidad y al aguante al aire libre.

HQ

Como repasaron nuestros compañeros en su vistazo en vídeo, el Xtreme 3 viene reforzado en los cantos de los radiadores pasivos (sobre todo para protegerlos frente a caídas) y también en la construcción general, garantizando un mayor hermetismo con las tapas de goma. Esto deriva en la consecución de la certificación IP67 frente a la IPX7 de la segunda generación. Es decir, el nuevo Xtreme 3 es igual de salpicable, mojable, e incluso sumergible (hasta 30 minutos) que el Xtreme 2, pero cambia la 'X' de la nula protección contra el polvo por una resistencia máxima ('7'). Parece un pequeño detalle, pero quien suela o quiera llevarse el altavoz portátil a la playa o por caminos polvorientos tendrá garantizada una protección todoterreno.

Sin embargo, lo primero que me ha llamado la atención del Xtreme 3 no ha sido esta mayor resistencia certificada, ni tampoco su diseño más descarado y moderno. Lo más notorio al compararlo con un Xtreme 2 es su peso. Pese a su diseño más apepinado, con sus 1.968 gramos, el Xtreme 3 consigue quedarse por debajo de los 2 kilos, marcando una importante diferencia de 425 gramos frente a los 2.393 gramos del Xtreme 2. Es, literalmente, quitarse un peso de encima, y eso se nota cuando, como yo, usas el altavoz casi a diario (llevo haciéndolo un par de años) para escuchar música en la ducha, para tomar un refresco en la terraza, para ambientar una tarde de piscina... Y lo sorprendente es que lo hace ganando un pelín de potencia, subiendo de los 2x20W a los 2x25W, más que de sobra para entornos de escala media y grupos de gente de tamaño familiar.

JBL Extreme 3
JBL ha mejorado el diseño del Xtreme en su tercera generación.

La misma batería sigue dando para unas 15 horas según volumen y uso, y sigue permitiendo recargar el móvil cual banco de carga (powerbank de 10.000 mAh). Además, ahora la propia unidad se carga a través de USB-C para mayor velocidad y universalidad.

Vista la diferencia, la liposucción se debe haber realizado en los componentes internos procurando mantener la calidad de sonido, pero también salta a la vista que han eliminado las patitas que tenía el Xtreme 2 (a saber qué ahorro de peso ha supuesto). En las dos semanas que he usado el Xtreme 3 he de reconocer que las he echado de menos. Quizá, de no saber lo bien que asienta el modelo anterior no habría ocurrido (y no pasa nada porque el cilindro se menee un poco), pero al recordarlas no puedo evitarlo. En su lugar aparecen unas tiras de goma que proporcionan un agarre muy bueno en superficies lisas y que evitan las vibraciones de forma parecida, así que, gustos aparte, tampoco es una pega mayor, hablando de un dispositivo tan fornido.

¿Y esa calidad de sonido? La verdad es que el JBL Xtreme 3 suena muy parecido al Xtreme 2. Un poquito más claro, algo más definido, un pelín más fuerte... pero las diferencias son ínfimas, sobre todo en exteriores donde el sonido se expande a su amor. Ya sabéis, graves muy potentes (tendréis que ecualizarlos a la baja si está en el suelo y hay rebotes de muebles o paredes demasiado cerca), voces presentes y agudos algo más tímidos. Lo bueno es que no suele distorsionar tanto como otros cuando lo pones al límite -si bien su punto dulce se ubica sobre el 85% de volumen- y si encuentras el rincón ideal es un altavoz acompañante de primera.

JBL Extreme 3JBL Extreme 3
El característico radiador pasivo de JBL (ya verás cuánto se mueve) y la tapa hermética de las conexiones.

Para comparar el sonido del Xtreme 2 y el Xtreme 3 quería emparejarlos en modo fiesta o estéreo, así pudiendo apreciar su respuesta y rendimiento a la vez, sin tener que liarme con dos dispositivos separados. Sin embargo, descubrí con pena que esto no es posible, ya que el Xtreme 2 empleaba tecnología Connect + y el Xtreme 3 ya usa PartyBoost, la que están incorporando en todos los altavoces portátiles de este año. Este es quizá el principal problema con todos los altavoces de PartyBoost, que JBL no ha desarrollado una solución de retrocompatibilidad para poder conectar altavoces de hace tan solo año y pico: ni se podrá actualizar el firmware de los antiguos, ni los nuevos son, ni serán capaces de operar en el modo antiguo. Vale que pasa de Bluetooth 4.1 a 5.1, que la conectividad es más estable y que soporta aún más distancia sin interferencias, pero algo tan de JBL como permitir conectar varios altavoces se hace imposible entre las dos generaciones. Por supuesto es un mal menor para quien no planea hacerlo, que sois muchos usuarios, pero si tenéis un Xtreme 2 o coetáneo, restad un punto a la nota de este modelo y buscad mejor uno igual, que todavía hay existencias.

Por lo demás, y sobre todo si es tu primer altavoz portátil de tamaño medio, el JBL Xtreme 3 es probablemente la mejor opción del mercado. Es ligero para su potencia, tiene un diseño más acorde con los tiempos que corren (con esas letras en grandote y los detalles en la correa), es superresistente, suena bien en relación a su tamaño, rinde bien en interior o exterior y, sí, tiene abrebotellines.

JBL Extreme 3JBL Extreme 3
Comparativa JBL Xtreme vs Xtreme 2 vs Xtreme 3, el último sin patas.
JBL Extreme 3
El abridor de botellas, ya un fijo muy útil en los JBL Xtreme.
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.