Español
Gamereactor
análisis
Alaloth - Champions of The Four Kingdoms

Alaloth - Champions of The Four Kingdoms

Cuando Dark Souls conoció a Diablo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Es alucinante la cantidad de videojuegos que se lanzan cada año. Además, en años como el que ahora vivimos, son muchos los juegos que se lanzan y pasan absolutamente desapercibidos entre auténticas obras maestras. Esto afecta especialmente a aquellos indies que, por razones de la vida, no consiguen atravesar la dolorosa frontera del anonimato. Este es un poco el caso de Alaloth - Champions of the Four Kingdoms. La propuesta RPG de Gamera Interactive salió al mercado el pasado año y ha regresado este verano con más contenido expandido. Una oportunidad perfecta para afrontar qué ha conseguido el genial equipo en estos años, primero en el acceso anticipado y después con desarrollo post-lanzamiento.

Alaloth - Champions of The Four KingdomsAlaloth - Champions of The Four Kingdoms

En la era del RPG

Y es que hoy en día la industria y creatividad de los desarrolladores parecen estar inclinados a la explosión del género. Diablo IV y Baldur's Gate 3 son algunos de los ejemplos que han llegado este año a revolucionar el género. Pero no debemos olvidarnos de otros juegos y alternativas a los RPG de vista isométrica, como es el caso de este Alaloth - Champions of the Four Kingdoms.

En una tierra dividida en cuatro reinos (La República de Larastir, El Reino Bendecido de Edherest, La desolación de Baga y la extensión de Karak-Hohn), Alaloth llegó para cambiarlo todo. Una maligna criatura que sumergió la inestable y cuestionable paz de los reinos en la oscuridad. Así, y tal y como describe el título, nosotros representamos a esos campeones que desafiarán el poder de Alaloth y tratarán de liberar los cuatro reinos. Un argumento que nos retrotrae a épocas pasadas, a los primeros juegos de Diablo, ¡e incluso Sacred!

Publicidad:

Las opciones de personaje, clase y subclase son muy numerosas y más importante de lo que pueda parecer. Se trata de elegir la raza (humano, elfo, enano, etc.) y dentro de ellas elegiremos el oficio, las adscripciones o gremios y cosas similares. Cada elección nos situará en un punto concreto de los cuatro reinos, además de dar el arranque de la historia. Una historia que se nos muestra densa y compleja desde su lanzamiento, con miles de líneas de diálogo y gran densidad narrativa.

Alaloth - Champions of The Four KingdomsAlaloth - Champions of The Four Kingdoms

Un mundo por explorar

Alaloth nos lleva a un mundo con una ingente cantidad de escenarios que explorar, aunque no mucho. De forma bastante original, el juego ha decidido intercalar dos tipos de fases, por un lado, un gran tablero por el que nos movemos entre escenarios. Estos escenarios a los que entramos son en los que nuestro personaje aparece en vista isométrica son o bien ciudades (donde comprar/vender, acordar misiones secundarias, etc.), o bien se trata de escenarios para el combate.

Publicidad:

La fase de tablero conserva la estética de un mapa por el que navegamos al tiempo que pasa el tiempo de forma "real". El día y la noche transcurrirán mientras caminamos a nuestro destino, pudiendo encontrarnos gran cantidad de eventos aleatorios como misiones secundarias o combates. Pero es en las fases de combate y las ciudades donde de verdad brilla Alaloth. En estas fases los escenarios tienen un diseño bonito y original, que nos sumergen verdaderamente en el mundo que plantean desde Gamera Games.

De hecho, podemos afirmar que el modelo del tablero llega a romper ligeramente el ritmo al obligarnos a movernos por el entre escenarios. Aunque entendemos una referencia a grandes clásicos como Baldur's Gate (los dos primeros), parece quedarse un tanto atascado con esta solución, aunque original, respecto a sus contemporáneos. Aunque las referencias a los grandes clásicos de vista isométrica no son las únicas.

Alaloth - Champions of The Four KingdomsAlaloth - Champions of The Four Kingdoms

Cuando Dark Souls conoció a Diablo

Porque si de una forma podemos distinguir y, sobre todo destacar, Alaloth Champions of the Four Kingdoms, es en su sistema de combate. Alejándose mucho de otros compañeros de género, Alaloth huye de los combates simples de apretar a toda castaña el botón derecho del ratón para buscar nuevos horizontes. En su afán por homenajear a los clásicos, los de Gamera han optado por un sistema de lucha que se acerca a los Dark Souls de FromSoftware. Un combate muy sólido y, aunque lento, se vuelve muy estratégico en cuanto debemos afrontar un peligro.

Si bien puede sonar algo extraño la inclusión de este tipo de combate en un juego de vista isométrica, el diseño del mismo está tan cuidado que enseguida nos adaptamos a sus controles. Por supuesto, el sistema de combate no es lo único en lo que les ha inspirado Hidetaka Miyazaki. La dificultad alta es una constante en cada uno de los reinos de Alaloth, especialmente si nos enfrentamos a grupos de enemigos.

Pero, ¿qué sería de Dark Souls sin unas buenas hogueras? Esto no podríamos denominarlo soulslike si no incluyera además del combate y la dificultad un buen sistema de puntos de control por zonas. En este caso deberemos superar cada área de combate si queremos darla por conquistada.

Alaloth - Champions of The Four Kingdoms

Una gran idea aún por mejorar

El resumen es que nos enfrentamos ante un juego al que aún le queda mucho por mejorar. Si bien los escenarios son geniales en su composición y el combate congenia a la perfección, parecen ser partes que no concuerdan con un todo. El desplazamiento entre zonas es simple o incluso innecesario, no encontrando excesivos beneficios en explorarlo.

En cuanto al apartado artístico, aunque la música ha captado a la perfección la épica dentro del título, no llega a ser memorable. Aunque lo peor son los personajes. Alaloth no busca especialmente el detalle y la belleza en sus modelados, sino más bien que comprobemos la pericia de sus mecánicas en un nuevo formato. Algo que queda enseguida atrás gracias a un intrincado sistema de cocinado y alquimia que está muy bien diseñado y logrado, aunque puede que solo acaben usándolo los más picados.

Por último, hay que destacar la gran cantidad de historias que podemos comenzar con cada uno de los personajes. Toda la historia se intercala con páginas de un libro que un narrador se encarga de contarnos. Lo peor de todo será para aquellos que no dominen bien la lengua de Shakespeare porque, como ya estás adivinando, no está traducido al castellano. Una apuesta muy sólida que, aunque con muchos aspectos que pulir, hará las delicias de los amantes del género.

Alaloth - Champions of The Four Kingdoms
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Historia profunda y rica. Buen diseño de los controles.
-
El ritmo es flojo y la exploración está desaprovechada. El combate se siente rígido.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido